La Guía VICE al ahora

Un desglose completo de esta decoración navideña cachonda

Además de los dos osos polares cogiendo, la (desafortunada) exhibición del centro comercial también incluye voyeurismo y juguetes sexuales.
Mack Lamoureux
Toronto, CA
ÁG
traducido por Álvaro García
27.11.18
Osos falsos fornicando
Fotos vía el usuario de Twitter Ruth Hogg

Artículo publicado originalmente por VICE Canadá.

Todos estamos familiarizados con las decoraciones navideñas de nuestro centro comercial local.

Las vemos cuando caminamos apresuradamente hacia las tiendas o cuando vamos a almorzar al área de comida rápida. Probablemente verás un enorme árbol de Navidad y también a un Santa Claus y algunos elfos.

Seguramente pasarás a su lado y dirás "en verdad hicieron un trabajo mediocre este año" y regresarás a tus audífonos para ahogar esa horrible canción navideña de Paul McCartney que siempre está sonando en el centro comercial en esta época del año.

Publicidad

Ahora, dicho esto, me gustaría echar un vistazo a la exhibición instalada en el centro comercial Tynwald Mills en la Isla de Man, que ha creado la única buena decoración navideña de todos los tiempos.

¿Podrían echarle un ojo a este montaje?

Parece que estos osos fueron posicionados por ese amigo cachondo que todos teníamos en la secundaria, ya saben a quién me refiero: aquel que tomaba muñecas o lo que fuera y las ponías en lo que solo puedo llamar "posturas cachondas". Dicho amigo tenía varias posiciones bajo la manga: misionero, vaquera, martinete… pero la mejor era, por supuesto, la posición de perrito.

Ahora, quiero que se imaginen que ese amigo cachondo se puso en contacto con la exhibición navideña de tu centro comercial y dio rienda suelta a su imaginación.

Para aquellos de ustedes que no pueden captar los sutiles matices de esta decoración, estoy aquí para ayudar con el desglose. Para empezar, pueden ver claramente a este par de osos cogiendo.

1542903399715-Screen-Shot-2018-11-22-at-103126-AM

¿Siguen conmigo? OK, genial, pasemos a lo que no puede verse en la imagen.

1542903423521-Screen-Shot-2018-11-22-at-104049-AM

En la esquina hay un pequeño oso voyeurista observando la escena con lujuria, con la cabeza inclinada en el ángulo perfecto. Prácticamente puedes escucharlo susurrar, lo suficientemente fuerte como para que la pareja escuche por encima de las nalgadas, "oh sí, en verdad te estás cogiendo bien a mi esposa, Frank".

Y aquí, en el ángulo inverso, podemos ver un árbol de Navidad que funciona como un butt plug.

Publicidad
1542903437970-Screen-Shot-2018-11-22-at-103658-AM

¿No pueden verlo? Bueno, aquí hay otro ángulo más cercano. ¡Siri, agranda la imagen!

1542903452925-butt-plug

Oh sí, ¡estos osos sí que son sucios!

Obviamente, la gente no tardó en detectar a los osos y publicar sus comentarios en redes sociales. Algunos dijeron que era la mejor exhibición que habían visto y otros hicieron bromas sobre David Attenborough. Dicho esto, el centro comercial tuvo que cambiar una de las mejores decoración navideñas de la historia, ya que algunas personas se ofendieron un poco por los falsos osos copulando. El centro comercial reajustó su exhibición y emitió una disculpa.

"Nos gustaría agradecer a nuestros clientes por haber entrado demasiado en el espíritu navideño este año con nuestros osos polares en el atrio. Podemos asegurarles que la decoración ha cambiado un poco desde su instalación", explicó el centro comercial en Facebook. "Disculpas a cualquiera que se sintiera ofendido por nuestras decoraciones interactivas".