La Guía VICE al ahora

Otra vez una mujer fue atacada por una sombrilla

"Seguía hablado y fue coherente todo el tiempo, a pesar de tener la sombrilla ahí enterrada".
26.7.18

Artículo publicado originalmente por VICE Estados Unidos.

La semana pasada, una turista del Reino Unido que visitaba Nueva Jersey terminó en el hospital después de que una ráfaga de viento arrancó una sombrilla de la arena y la mandó volando atravesando su tobillo. El pie de la mujer sobrevivió y la historia era cosa del pasado y había quedado catalogada como algo raro e improbable. Pero ahora, parece que la historia es algo común, ya que volvió a pasar lo mismo.

Publicidad

El domingo, una mujer desprevenida que visitaba la playa de Maryland fue atravesada por otra sombrilla rebelde y esta vez, fue mucho peor: la sombrilla se le incrustó directamente en el pecho, informa MD Coast Dispatch.



La mujer de 46 años de Pensilvania, aún anónima, estaba tratando de relajarse en una playa de Ocean City el domingo por la tarde cuando una fuerte ráfaga de viento sacó volando una sombrilla cercana. Mientras se sentaba en su silla de playa, el paraguas, supuestamente, voló hacia ella, con el poste de frente, y la atravesó cerca de su hombro izquierdo, debajo de la clavícula.

En lugar de volverse loca por todo el asunto, como uno podría hacer cuando una sombrilla literalmente está perforándote el pecho, un testigo dice que la mujer estaba sorprendentemente tranquila.

"Antes de que nos diéramos cuenta de lo que había pasado, los socorristas y otras personas en la playa ya estaban sosteniendo la sombrilla para estabilizarla ya que sobresalía de su pecho", le explicó una testigo, Laura Lathroumel, al Dispatch. "Seguía hablando y fue coherente todo el tiempo, a pesar de tener la sombrilla ahí enterrada. Aproximadamente cinco minutos después, llegaron los paramédicos y literalmente cortaron el poste de la sombrilla con una motosierra".

La mujer fue llevada de urgencia a un hospital cercano donde el poste fue retirado. Butch Arbin, de la patrulla rutinaria en la playa de Ocean City, le dijo al Salisbury Daily Times que la mujer se encuentra en condición estable y dijo que se siente muy afortunada de que la lesión no haya empeorado.

Arbin sostuvo que estas historias de terror de sombrillas de playa son bastante raras, y solo ocurren una vez al año en la playa, pero reconoció que "aún así hay demasiadas". En 2015, un hombre llamado Ed Quigley perdió un ojo después de ser golpeado por una sombrilla voladora en una playa de Delaware. En 2016, una mujer en Virginia murió a causa de un accidente similar. Puede que no sea todos los días que el viento decida convertir una sombrilla de playa normal en una especie de lanza, pero definitivamente sucede, así que ten cuidado. Como si necesitáramos otra razón para quedarnos en casa con el aire acondicionado prendido hasta el otoño.

Sigue a VICE en Twitter.