Drogas

Pandillas holandesas y mexicanas se unen para vender metanfetamina de alta gama en Asia

Una investigación de VICE revela que lo último del narcotráfico son los trozos de metanfetamina "del tamaño de tu brazo".
traducido por Daniela Silva
19 Mayo 2020, 7:20pm
meth shards
Foto: Getty Images 

Artículo publicado originalmente por VICE Estados Unidos.

El barco se parecía a cualquier otro barco holandés, varado sin hacer nada en el puerto de Moerdijk en la provincia de Brabante Septentrional, al sur de Holanda.

Pero en mayo del año pasado, durante un procedimiento de búsqueda de la embarcación, la policía descubrió que en realidad era un gran laboratorio de metanfetamina flotante con un valor de más de 4.86 millones de dólares. Al caer la noche, el bote comenzó a llenarse de agua y a hundirse, según la policía se trataba de una trampa explosiva a control remoto.

Aún más extraño, junto con el capitán de 65 años de edad, de la cercana ciudad de Breda, la policía arrestó a tres ciudadanos mexicanos, presuntos operativos de un cártel, que en marzo fueron encarcelados durante cuatro años.

Una investigación de VICE sobre este misterioso incidente ha revelado un nuevo comercio holandés de metanfetamina en rápida evolución y evidencia de colusión entre grupos del crimen organizado mexicano y holandés para producir y traficar metanfetamina de alta calidad a Asia y Australasia.



En Europa, desde la década de 1980, la metanfetamina se ha fabricado y consumido tradicionalmente en Europa del Este, más significativamente en la República Checa. Hasta 2016, la policía había descubierto solo tres laboratorios de metanfetamina en Holanda. Sin embargo, en los últimos tres años han descubierto 27.

La creciente industria productora de metanfetamina de Holanda es notable por sus vínculos con delincuentes mexicanos. De las nueve grandes redadas de laboratorios de metanfetamina en Holanda el año pasado, tres involucraron cómplices mexicanos. El domingo, la policía holandesa allanó un vasto laboratorio en un granero en la ciudad oriental de Achter-Drempt, confiscando lo que la policía dijo que valía 10.8 millones de dólares en metanfetamina y precursores químicos de un laboratorio que operaba una "producción completa". Tres personas, un mexicano, un colombiano y un estadounidense fueron arrestados.

La policía holandesa dijo que están monitoreando la colaboración entre delincuentes mexicanos y holandeses tanto en la producción de metanfetamina sintética holandesa como en la conversión de metanfetamina mexicana importada por químicos holandeses para después exportarla a mercados más lucrativos, como Japón y Australia.

"Además de ser un país productor de metanfetamina, los Países Bajos ahora también son un país de tránsito", le dijo a VICE un especialista en laboratorios de drogas anónimo en la policía holandesa. "La metanfetamina se produce y se cristaliza aquí, luego se exporta al sur y este de Europa, y a Australia y Nueva Zelanda".

La fuente dijo que las bandas criminales holandesas, que ya producen y exportan grandes cantidades de MDMA, hierba, LSD y anfetaminas en todo el mundo, están utilizando laboratorios, rutas e infraestructuras existentes para contrabandear metanfetamina al otro lado del mundo. Dijo que se habían incautado numerosos embarques de metanfetamina de fabricación holandesa para abastecer los mercados de metanfetamina en Australasia.

Es muy fácil cambiar un laboratorio de MDMA o anfetaminas a un laboratorio de metanfetamina, dijo Guy Jones, químico de reagent-tests.uk. “Un laboratorio capaz de producir MDMA o anfetaminas ya tiene todo el equipo y la experiencia necesarios. Solo necesitarían los precursores”, dijo.

Pero los holandeses ahora están haciendo una forma elite de metanfetamina, con la ayuda de bandas criminales mexicanas. En los súper laboratorios del cártel en México, los cocineros usan un precursor llamado BMK, importado desde China, para hacer una forma de metanfetamina menos potente y fácil de hacer. Pero los cocineros mexicanos han perfeccionado un nuevo paso que convierte los materiales de desecho en un tipo de metanfetamina más potente, adictiva y cristalina llamada "d-meth". Se ha encontrado evidencia de esta técnica en todos los sitios holandeses donde se han capturado cómplices mexicanos, lo que permite la exportación de enormes cristales a los mercados mejor pagados.

La floreciente industria de la metanfetamina en Holanda se está infiltrando a la urbe. En una redada de laboratorio el 12 de marzo en Zaandam, a solo 11 km de la estación central de trenes de Ámsterdam, la policía descubrió un laboratorio en una casa doméstica que contenía casi 50 kg de metanfetamina y 9 kg de MDMA, un descubrimiento relativamente pequeño, pero notable por su ubicación en la urbe. Los laboratorios de drogas holandeses normalmente operan en el sur del país, cerca de las cadenas de suministro dentro y fuera del país a través del concurrido puerto belga de Amberes. El alcalde de Zaandam, Jan Hamming, dijo a los periodistas: "Que tal hallazgo se lleve a cabo en el centro de nuestra ciudad dice lo suficiente: cosas como esta suceden en todas partes y están más cerca de lo que mucha gente piensa. Ya no se puede ignorar la situación, es momento de abordar [esto]".

Además de su surgimiento como un nuevo punto de acceso para la fabricación de metanfetamina, Holanda ahora es un centro para el refinamiento y la recristalización de la metanfetamina mexicana, dijo Andrew Cunningham, experto en drogas sintéticas en el Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías (EMCDDA, por sus siglas en inglés). En un informe sobre el mercado europeo de drogas el año pasado, el EMCDDA advirtió que había cada vez más pruebas para demostrar que Europa estaba emergiendo como "un proveedor global" de metanfetamina.

"Creemos que existe una colusión entre los químicos holandeses y mexicanos para procesar cristales en formas muy grandes, lo que conlleva un precio más alto [en Asia y Australasia]. He visto cristales de metanfetamina únicos, de las cosas reprocesadas, que son del largo de tu brazo. Cuanto más grandes son estos cristales, más valiosos son", dijo Cunningham.

En mayo de 2019, la policía de Rotterdam hizo lo que se cree que es la mayor incautación de metanfetamina en Europa, cuando se encontraron 2.500 kg de la droga en un almacén, y se sospecha que hubo participación mexicana. Pero estas drogas no fueron hechas en Holanda, fueron importadas para ser refinadas y convertidas para su venta en otros lugares.

"El envío llegó a los Países Bajos a través de España, pero se sospecha la participación de ciudadanos mexicanos... en la producción y el tráfico. Los locales donde se incautó la metanfetamina están vinculados a empresas registradas en España y México", dijo el EMCDDA en diciembre.

Pero, ¿por qué las bandas criminales mexicanas se están involucrando en el nuevo comercio de metanfetamina holandés? Los observadores creen que además de proporcionarles a los holandeses metanfetamina, les han estado enseñando cómo producirla y refinarla. A cambio, los mexicanos están utilizando rutas de tráfico holandesas para aumentar sus ganancias en los mercados de Asia y Australasia dominados por productores y traficantes del Triángulo Dorado.

Cunningham dijo que los altos precios que la metanfetamina impone en los mercados orientales son los principales impulsores de esto. "La metanfetamina cuesta 16.900 dólares por kilo en los Países Bajos, 34-78.000 por kilo en Japón y 60,000-200,000 por kilo en Australia. Es posible que los exportadores mexicanos ahora busquen competir con los productores del sudeste asiático".

El nuevo nexo de metanfetamina holandés-mexicano es otro desarrollo preocupante para aquellos encargados de controlar el mundo de las drogas cada vez más globalizado. "La Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés) está preocupada por los desarrollos en la industria de la metanfetamina holandesa porque vemos que tiene un impacto mucho más allá de Europa", dijo Martin Raithelhuber, experto en drogas sintéticas de la UNODC. "Claramente no estamos hablando de una industria a pequeña escala que atiende a la demanda local. Es una industria orientada a los mercados de expansión y exportación, dirigida a Australia y Asia Oriental, donde están los precios más altos de metanfetamina en el mundo".

Raithelhuber dijo que en algunas partes de Australia y el este de Asia, la metanfetamina se vende a 300 dólares por gramo en las calles, en comparación con un promedio de 50 dólares por gramo en Estados Unidos. "Estos son precios que no pueden alcanzarse en Europa, donde es una droga de nicho", dijo.

Los científicos holandeses que analizan las aguas residuales en busca de metabolitos de metanfetamina dicen que aunque el uso se ha cuadruplicado desde 2012, la droga sigue siendo una opción de nicho, utilizada principalmente en las fiestas de Chemsex. Erik Emke de KWR, una agencia holandesa de análisis de aguas residuales de drogas, estima que solo se usaron 23 kg de metanfetamina en 2019 en Amsterdam y Utrecht combinados.

Aun así, existe preocupación entre los observadores mundiales de que –debido a la mayor dificultad para traficar drogas gracias a la pandemia de COVID-19– y debido a que el precio mayorista del MDMA se encuentra en mínimos históricos, los fabricantes de metanfetamina holandeses pueden dirigir la mirada más cerca de casa. "¿Esta nueva industria de metanfetamina en el corazón de Europa tiene una gran cantidad de productos que ahora no pueden exportar?" dijo Raithelhuber. "¿Qué harán después? Creo que existe un nuevo riesgo. Si ya no pueden llegar a los mercados habituales de lejos, ¿recurrirán a los mercados cercanos? Eso es algo que debemos observar muy de cerca".

Los distribuidores en la dark web con sede en el Reino Unido ofrecen metanfetaminas por tan solo 49 dólares por gramo, la mitad, o incluso un tercio de su precio hace una década. Es demasiado pronto para decir por qué está pasando esto, pero podría estar relacionado con el aumento reciente de la producción de los laboratorios holandeses. Un usuario holandés de la dark web, Peter, un estudiante de unos 20 años, le dijo a VICE que acababa de probar la metanfetamina ya que por primera vez estaba disponible localmente y estaba más barata que nunca. Quería ver si la publicidad, buena y mala, sobre la droga era cierta.

"En la dark web, solías encontrarla por 87 dólares. La enviaban desde México, Estados Unidos o la República Checa. Pero, de repente, la enviaban desde los Países Bajos y me salió a mitad de precio". Compró medio gramo y después de una dosis de 30 mg, Peter descubrió que su productividad aumentó. "Trabajé durante horas y horas en ensayos que había dejado inconclusos, en investigación y administración", dijo. Luego se distrajo y pasó el resto de la noche viendo pornografía, despertando con una resaca existencial que le duró semanas.

"Lo que más me asustó fue que estos sentimientos no disminuyeron hasta que pasaron dos semanas. "Si solo tomara un poco de metanfetamina... entonces me sentiría bien de nuevo", pensaba constantemente.

Sigue a Mike Power en Twitter.