SUCHIATE, CHIAPAS, 20OCTUBRE2018.- Migrantes hondureños cruzan la frontera de Guatemala con México, a través del río Suchiate  FOTO: ISAAC ESQUIVEL /CUARTOSCURO.COM

Estos son los derechos de los migrantes en México

Los migrantes podrán gozar de todos los derechos que establecen las leyes mexicanas siempre y cuando se apeguen a los requerimientos que exigen las autoridades.

|
oct. 19 2018, 5:29pm

SUCHIATE, CHIAPAS, 20OCTUBRE2018.- Migrantes hondureños cruzan la frontera de Guatemala con México, a través del río Suchiate  FOTO: ISAAC ESQUIVEL /CUARTOSCURO.COM

Artículo publicado por VICE México.

El día de ayer miles de migrantes centroamericanos llegaron a la frontera sur mexicana después de varios días de recorrido. Un primer grupo salió de Honduras el 13 de octubre, pero luego se incorporaron más. Así caminaron más de 650 kilómetros hasta la línea divisoria de Guatemala con México.

En su camino se encontraron con expresiones de racismo e incluso el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que usaría a las fuerzas armadas para no dejarlos entrar a su territorio y amenazó al gobierno hondureño con suspender la ayuda económica a su país si los dejaba salir. A pesar de ello, varias organizaciones en pro de los derechos humanos y ciudadanos de varios países les han ofrecido su ayuda y acompañamiento.

Las imágenes de migrantes saltando al Río Suchiate, con sus únicas pertenencias guardadas en bolsas de plástico, o las de familias corriendo de la policía, dieron la vuelta al mundo y causaron revuelo en las redes sociales. La noticia marcó buena parte de la agenda mediática nacional e internacional.

Además la confusión sobre qué hacer con los niños, jóvenes, hombres, mujeres y ancianos que buscan entrar a México ha causado bastante preocupación, no sólo entre las autoridades migratorias y las fuerzas de seguridad mexicanas, sino entre los centroamericanos que desconocen su situación jurídica a su paso por México. Por eso, aquí te decimos a que tienen derecho los migrantes mientras se encuentren en territorio mexicano.

Primero deben de tomar en cuenta que la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos es la ley máxima que rige toda lo que ocurre en el país. En su artículo primero señala que en México “todas las personas gozarán de los derechos humanos reconocidos en esta Constitución y en los tratados internacionales de los que el Estado Mexicano sea parte, así como de las garantías de su protección…”.



Es decir, que los migrantes tienen derecho, entre otras cosas, a la dignidad humana, ya que su condición no les resta valor, por ello ni las autoridades ni los civiles pueden darles un mal trato, diferenciado o excluyente. Su paso por México no debe significar un riesgo de sus derechos humanos, ni de probables afectaciones a su integridad, patrimonio o su libertad.

Asimismo, la Carta Magna establece que “está prohibida la esclavitud en los Estados Unidos Mexicanos. Los esclavos del extranjero que entren al territorio nacional alcanzarán, por este solo hecho, su libertad y la protección de las leyes”. También señala que en territorio mexicano queda prohibida toda discriminación motivada por origen étnico o nacional.

Pero es el artículo 11 el que llama la atención sobre el tema migratorio: “Toda persona tiene derecho para entrar en la República, salir de ella, viajar por su territorio y mudar de residencia, sin necesidad de carta de seguridad, pasaporte, salvoconducto u otros requisitos semejantes”. Asimismo, refiere que toda persona migrante que entre a México tiene derecho a buscar y recibir asilo y refugio por razones humanitarias, tal y como lo desean buena parte de los participantes de la caravana.

Eso es lo que establece la Constitución en el tema pero, ¿qué dicen las leyes migratorias?

En el artículo 2 de la Ley de Migración se menciona que el Estado mexicano debe brindar hospitalidad y solidaridad internacional con las personas que necesitan un nuevo lugar de residencia temporal o permanente, debido a condiciones extremas en su país de origen que pongan en riesgo su vida o su convivencia, como ocurre con las miles de personas que han llegado al sur de México.

En ese mismo artículo se promueve la facilitación de la movilidad internacional de personas, salvaguardando el orden y la seguridad, la equidad entre nacionales y extranjeros y el derecho a la preservación de la unidad familiar.



Dicha ley también señala que en cualquier caso, independientemente de su situación migratoria, los migrantes tendrán derecho a la procuración e impartición de justicia, respetando en todo momento el derecho al debido proceso, así como a presentar quejas en materia de derechos humanos. “En los procedimientos aplicables a niñas, niños y adolescentes migrantes, se tendrá en cuenta su edad y se privilegiará el interés superior de los mismos”.

Además, los migrantes tienen derecho a no ser detenidos en albergues, ya que por ley, el Instituto Nacional de Migración no podrá realizar verificaciones migratorias en los lugares donde se encuentren migrantes albergados por organizaciones de la sociedad civil o personas que realicen actos humanitarios, de asistencia o de protección a ellos. Sin embargo, si un migrante es detenido por las autoridades fuera de algún albergue por cometer algún delito o para aclarar su situación migratoria, la ley establece que tiene derecho a ser asistido o representado legalmente por la persona que designe durante el procedimiento administrativo migratorio, como ejemplo, algún defensor de derechos humanos de los migrantes.



En ese sentido, la Comisión Nacional de Derechos Humanos indica que los migrantes en México, además del derecho al libre tránsito, también tienen derecho a pedir la nacionalidad mexicana, a la atención consular, a no ser criminalizados, a no ser incomunicados por parte de las autoridades, a contar con un traductor si no hablan español y a ser respetados en su derecho a la diversidad cultural e intercultural.

Finalmente, en un boletín del Instituto Nacional de Migración emitido el pasado 15 de octubre, en el contexto de la inminente llegada masiva de migrantes a México, se establece que dicha institución vigilará la entrada y salida de personas al territorio de los Estados Unidos Mexicanos y podrá revisar la documentación las personas que deseen ingresar al país.

“El INM reitera a los integrantes de la “Caminata Migrante” que partió de San Pedro Sula, Honduras, el pasado 13 de octubre de 2018, que de arribar a los puntos de internación de la frontera sur de México, el personal de migración deberá revisar el cumplimiento de los requisitos que marca la ley, y a quienes no los cumplan, no se les permitirá el ingreso”.



México —señala el boletín— cuenta con una serie de medidas de facilitación y protección internacional que son empleadas por miles de centroamericanos cada año, sin embargo la ley no prevé ningún permiso para acceder al país sin cumplir con los requisitos y posteriormente dirigirse a un tercer país.

En resumen, los migrantes podrán gozar de todos los derechos que establecen las leyes mexicanas siempre y cuando se apeguen a los requerimientos que exigen las autoridades. Algo que quizá lleve días debido el número tan elevado que personas que, ante la violencia y la pobreza, huyen de sus países de origen y buscan alcanzar el sueño americano pasando por México.

La desesperación de miles de familias por entrar a territorio mexicano provocó los enfrentamientos con la policía que vimos ayer en las redes sociales y elevó la tensión. En unos días veremos si la situación continúa por el mismo camino y sabremos qué pasará si es que los migrantes logran llegar a la frontera norte de México, ya que al otro lado serán esperados con guardias fuertemente armados para impedir su paso a toda costa.

Más VICE
Canales de VICE