Publicidad
La Guía VICE al ahora

Este hombre condujo durante dos días con el cadáver de su padre para evitar el sistema de salud

La policía descubrió el cuerpo el domingo por la mañana en un cruce fronterizo de Quebec, y según los informes, la familia dijo que mantuvieron al padre en el vehículo para evitar el sistema de salud estadounidense.

por Mack Lamoureux; traducido por Daniela Silva
02 Abril 2019, 10:30pm

Una furgoneta detenida fuera de un cruce fronterizo canadiense. Foto vía J.P. Moczulski/Canadian Press. 

Artículo publicado originalmente por VICE Canadá.

La policía dice que están investigando a una familia que intentó cruzar a Canadá con el cadáver del padre de familia en la parte trasera de una camioneta.

Sûreté du Québec le dijo al Canadian Press que los pasajeros de la furgoneta eran un hombre de unos 60 años y sus dos padres, uno vivo y otro muerto. La policía dice que inicialmente se reportó a una persona inconsciente en la parte trasera de la camioneta, pero cuando los paramédicos llegaron a la escena encontraron que el hombre había estado muerto durante al menos dos días. La policía dijo que retuvieron la camioneta alrededor de las 2:30 am del domingo en el cruce de Hemmingford en Quebec y están investigando el caso.

Según informes, el hombre y sus dos padres ancianos regresaban a Canadá después de un viaje a Florida. La Presse informa que durante el largo viaje a casa el padre sufrió un ataque al corazón y murió en el camino a Canadá.

Según se informa, la madre y el hijo no querían usar el sistema de salud estadounidense y, además, una vez que murió, no quisieron lidiar con repatriar el cuerpo de Estados Unidos a Canadá (algo que también puede ser caro). Entonces, al pensar en lo difícil que sería lidiar con el costo del tratamiento médico y el traslado del cuerpo a Canadá, los dos continuaron su viaje hacia el norte con el padre muerto en la parte trasera de la camioneta.

Tomar la decisión de conducir durante kilómetros y kilómetros con el cuerpo en descomposición de un ser querido es algo increíblemente morboso, pero se puede entender. Para muchos canadienses, un gasto médico en los Estados Unidos puede destruirlos financieramente.

Es un miedo común que los canadienses viajen a Estados Unidos: si se lastiman y no tienen un seguro de viaje adecuado, se ven obligados a ingresar al sistema de salud estadounidense y, de repente, se quedan en bancarrota por una caída. Por ejemplo, si te rompes la pierna más al sur, podría costarte más de 20,000 dólares. Las historias de terror abundan en todos los medios canadienses.

Un estudio de BMO de 2013 encontró que el 41 por ciento de los canadienses no tienen seguro de viaje cuando salen del país. Sin embargo, el seguro de viaje no siempre te cubre.

En un caso de 2014, una madre de Saskatchewan dio a luz antes de tiempo mientras estaba de vacaciones en Hawai. La madre tenía seguro de viaje pero ellos, siendo una compañía de seguros y toda la cosa, decidieron no pagar debido a una "condición preexistente" que no tenía nada que ver con el nacimiento. A la mujer se le cobraron 950,000 dólares en facturas médicas y su hija fue conocida como la "Million Dollar Baby" (La bebé del millón de dólares).

Esto no quiere decir que el sistema de atención médica canadiense sea perfecto, todavía podría mejorarse significativamente, pero se sabe porqué los familiares prefirieron enfrentar la muerte de un su ser querido en Canadá.