Publicidad
Tech by VICE

El Pentágono reveló su estrategia de guerra nuclear y es aterradora

"Estados Unidos siempre ha tratado de usar sus armas nucleares para algo más que disuasión a pesar de las protestas en contra"

por Matthew Gault; traducido por Daniela Silva
26 Junio 2019, 1:30pm

George C. Scott interpretando el papel del General Buck Turgidson en la película de 1964 Dr. Strangelove o: How I Learned to Stop Worrying and Love the Bomb. Imagen: Colección John Springer / CORBIS / Corbis a través de Getty Images

Artículo publicado originalmente por Motherboard Estados Unidos.

La semana pasada, el Pentágono publicó la doctrina titulada "Operaciones Nucleares" en el sitio web del Estado Mayor Conjunto. El documento de 60 páginas es un vistazo a cómo el Pentágono ve las armas nucleares, las circunstancias en las que podría usarlas y cómo podría luchar después de una detonación nuclear.

El documento desapareció de la página web, pero no antes de que la Federación de Científicos Estadounidenses (FAS, por sus siglas en inglés) –una organización sin fines de lucro que utiliza la ciencia para estudiar amenazas a la seguridad nacional e internacional– la archivara.

La política de guerra nuclear es aterradora. Estas armas tienen el poder de destruir toda vida en la Tierra, pero el Pentágono ha pensado mucho sobre cómo desplegar estas armas en enfrentamientos más pequeños. El documento filtrado es una prueba más de eso.



"Hay un montón de tonterías ahí, pero debo señalar que son las mismas tonterías que ha sustentado la estrategia nuclear durante décadas, solo que sin el buen sentido de pasar por alto ciertas cosas", Jeffrey Lewis, Director del Proyecto de No Proliferación de Asia Oriental del Instituto de Estudios Internacionales de Middlebury, dijo en un correo electrónico. "Esta Administración Insiste en divulgar todo".

"El uso de armas nucleares con las fuerzas de operaciones convencionales y especiales es esencial para el éxito de cualquier misión u operación", dice el documento. Los Estados Unidos no tienen una política de "no usar por primera vez" cuando se trata de armas nucleares y, según el documento, Estados Unidos está preparado para usar armas nucleares en formas típicamente reservadas para las municiones convencionales.

Una sección del documento titulado "Operaciones nucleares" detalla cómo sería la guerra en un mundo de detonación postnuclear.

"El espectro de la guerra nuclear puede ir desde la aplicación táctica, hasta el uso regional limitado, hasta el empleo global por parte de fuerzas amigas y/o enemigas", dice el documento. “El empleo de armas nucleares puede alterar o acelerar radicalmente el curso de una campaña. Un arma nuclear podría ser llevada a la campaña como resultado del fracaso percibido en una campaña convencional, la posible pérdida de control o régimen, o para intensificar el conflicto para demandar por la paz en condiciones más favorables".

Continuando con el tema de convertir las armas nucleares en armas de uso diario, el documento también sugiere que los comandantes en el campo podrían sugerir objetivos nucleares. "Los [comandantes militares] pueden designar objetivos potenciales para considerar las opciones nucleares que respaldarían los objetivos [de los comandantes militares] en las operaciones en curso", dice el documento.

"Estados Unidos siempre ha tratado de usar sus armas nucleares para algo más que disuasión a pesar de las protestas en contra", me dijo a través de Twitter Martin Pfeiffer, candidato en la Universidad de Nuevo México que estudia la cultura de las armas nucleares. "[El documento es] una continuación de creencias arraigadas en el pensamiento de Estados Unidos sobre el carácter intercambiable y el poder competente de las armas nucleares".

"Estados Unidos planea usar armas nucleares en una amplia gama de escenarios y en contra de una amplia gama de objetivos, incluso cuando las armas convencionales funcionen igual o mejor", dijo Lewis. "El [documento] deja claro que sigue siendo así, haciendo referencia a 'una amplia gama de objetivos' para las fuerzas nucleares y hablando sobre la importancia de usar armas nucleares para darle fin a la guerra".

"Lo que me llamó la atención fue la discusión franca sobre la guerra nuclear, que en realidad es el significado de 'Operaciones Nucleares'", me dijo Steven Aftergood, director del Proyecto de Secreto gubernamental, en un correo electrónico. "Comienza con la presunción de que la disuasión habrá fallado".

Aftergood dijo que no deberíamos exagerar la importancia del documento. "El documento no es radicalmente diferente de publicaciones doctrinales similares", dijo. "Tampoco representa una nueva salida política del Departamento de Defensa... pero en el contexto actual de propuestas para nuevas armas nucleares, tratados de control de armas que expiran y un liderazgo político errático, la nueva doctrina tiene un tono alarmante".

Hoy en día, el mundo se siente más cerca de un conflicto nuclear, que en cualquier otro momento. Tanto Estados Unidos como Rusia están comprometidos a modernizar su arsenal nuclear. Rusia ha aparecido en los titulares mostrando misiles hipersónicos, torpedos de propulsión nuclear y misiles de crucero de propulsión nuclear. Tanto Estados Unidos como Rusia se han retirado del Tratado INF (por las siglas en inglés de Intermediate-Range Nuclear Forces), un acuerdo de la Guerra Fría que prohibía ciertos tipos de misiles balísticos intercontinentales. El nuevo START, otro tratado que limita la cantidad de ojivas nucleares que puede tener cada país, expirará el 5 de febrero de 2021, a menos que EE. UU. y Rusia acuerden extenderlo hasta 2026. Es posible que no lo hagan.

"La opinión tradicional es que prepararse para la guerra es la mejor manera de evitarla", dijo Aftergood. "Pero esto sería más creíble si el gobierno también buscara reducciones en arsenales nucleares y otras iniciativas de consolidación de paz".