Publicidad
Tech by VICE

Científicos descubrieron detalles increíbles sobre cómo se formó nuestra galaxia moderna

La sonda espacial europea Gaia revela nuevos detalles sobre una colisión cataclísmica en el pasado lejano de nuestra galaxia.

por Becky Ferreira; traducido por Álvaro García
25 Julio 2019, 6:30pm

Mapa de Gaia de la Vía Láctea. Imagen: ESA/Gaia/DPAC

Artículo publicado originalmente por VICE Estados Unidos.

Unos 10,000 millones de años atrás, la Vía Láctea primitiva destruyó una galaxia de una cuarta parte de su propio tamaño, según un nuevo estudio.

La galaxia canibalizada, conocida como Gaia-Encélado, ayudó a crear la Vía Láctea (nuestra galaxia local) y sus restos digeridos contienen pistas sobre los orígenes y la evolución de nuestro entorno cósmico.

Los astrónomos observan con frecuencia fusiones entre galaxias distantes, pero es más difícil reconstruir las interacciones que definieron la Vía Láctea moderna porque carecemos de una perspectiva externa de nuestra propia galaxia. La sonda espacial Gaia, lanzada por la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés) en 2013, ha ayudado a llenar algunos de estos vacíos al construir el mapa estelar más preciso jamás producido.

La misión de Gaia ha facilitado la distinción entre las estrellas que se originaron en la Vía Láctea y las que fueron introducidas por Gaia-Encélado, que lleva el nombre de la misión de la ESA. (También se conoce popularmente como la "Salchicha de Gaia" debido a la órbita en forma de salchicha que algunos de sus restos toman alrededor del núcleo de la galaxia).

El antiguo encuentro de la Vía Láctea con Gaia-Encélado fue descrito por primera vez en 2018, pero el lunes se publicaron nuevos detalles sobre el tamaño de la galaxia más pequeña y la fecha de su fusión en Nature Astronomy.

Los científicos dirigidos por Carme Gallart, astrónoma del Instituto de Astrofísica de Canarias en España, encontraron que algunas estrellas observadas por Gaia son más bajas en contenido metálico que otras. Las galaxias más pequeñas generalmente no están tan enriquecidas con metales como las más grandes, lo que sugiere que las estrellas pobres en metales pueden haberse originado en la galaxia Gaia-Encélado.

La Vía Láctea se remonta al menos 13 mil millones de años, casi hasta los inicios del universo conocido. En aquellos primeros días, la galaxia era más pequeña y tenía una estructura diferente, por lo que Gallart y sus colegas se refieren a esta versión como el "progenitor de la Vía Láctea" o la "Vía Láctea primitiva", que era distinta de su encarnación moderna.

Las simulaciones del equipo predijeron que una vez que se produjo la fusión, muchas de las estrellas de este progenitor, que eran relativamente ricas en metales, se calentaron con la llegada de nuevo material galáctico. Algunas de las estrellas fueron arrojadas desde el disco de la galaxia al halo, que es una estructura esférica que rodea toda la galaxia.

Las observaciones de Gaia confirman que estas estrellas ricas en metales están esparcidas por el halo y que tenían un límite de edad superior a los 10,000 millones de años, lo que sugiere que el evento ocurrió cuando se produjo la fusión.

"La Vía Láctea primitiva había estado formando estrellas durante un período de unos 3,000 millones de años cuando una galaxia más pequeña, que había estado formando estrellas en una escala de tiempo similar pero estaba menos enriquecida químicamente debido a su masa menor, se acumuló en ella", concluyó el equipo de Gallart en el estudio.

"Nuestra determinación de la edad revela que las estrellas que se calentaron a una cinemática similar a la de un halo fueron parte de las primeras formaciones de la Vía Láctea", añadieron, "justo antes de que se produjera la fusión con Gaia-Encélado".

La Vía Láctea tardó de 2,000 millones a 4,000 mil millones de años en absorber la galaxia más pequeña, dijo el equipo, y las consecuencias de esta colisión continúan estimulando la formación de estrellas hasta nuestros días.

La versión moderna de la galaxia en la que vivimos contiene una multitud de estrellas, muchas de las cuales fueron consumidas fuera de los límites de su forma más temprana.

Tagged:
Galaxia
Agencia Espacial Europea
telescopio gaia
colisión galáctica
Gaia-Encélado
canibalismo galáctico