Publicidad
Noticias

El petróleo se va a acabar: ¿es el litio la solución?

Mientras otros países limítrofes avanzan, Argentina está a años luz de tener una política nacional acerca del litio. Los más entusiastas lo llaman el oro blanco, el petróleo del futuro

por Laura Santos
02 Noviembre 2018, 6:00pm

Artículo publicado por VICE Argentina

Esto no es un artículo científico, sin embargo te vamos a hablar del litio. ¿Por qué? porque el petróleo se está acabando y vos vas a seguir necesitando recorrer 8 km para ir de tu casa al trabajo o comprar entradas para el cine con el celular o contestar un mail desde tu tablet. Es por eso que las baterías cada vez son más protagonistas en tu vida y el litio es esencial para construirlas. Y aunque hay un montón de litio en el mundo, en un triángulo formado en la frontera entre Argentina, Chile y Bolivia se encuentra el 85 por ciento de las reservas del litio más barato de conseguir, es decir, el que impacta en el costo de tus electrónicos.

Extraerlo es una actividad con claroscuros. Los más entusiastas lo llaman el oro blanco, el petróleo del futuro… y exageran. El litio no genera energía pero sí permite guardarla, es la forma que los humanos encontramos para atrapar el calor del sol, la fuerza del viento y el empuje del agua.


Relacionados: ¿Puede el gobierno romper una montaña y construir una autovía?


“En realidad, en lo que habría que hacer hincapié es en la idea de un nuevo paradigma energético. Al petróleo no le queda mucho tiempo de vida y además es la principal causa del cambio ambiental global, frente a eso lo que se puede implementar es energía renovable donde las baterías de litio estén en el centro de la electromovilidad”, explica Bruno Fornillo, investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas, CONICET.

Con él coincide Pía Marchegiani, directora de política ambiental de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales, FARN, quien resalta que si no cambiamos la lógica del consumismo actual, el litio de cualquier forma no nos va a alcanzar. Tendremos más bien que pensar en transporte público eficiente y en combatir la obsolescencia programada, es decir, quitarnos la necesidad de cambiar de aparatos cada año.

1541167577327-07

Mientras tanto el litio se perfila como una industria, no tan rentable como la de otros metales pero que cada vez cobra más relevancia. En ese marco, su minería también genera polémicas. Si bien tiene buena prensa porque no utiliza elementos contaminantes, sí emplea otro de los recursos cada vez más valiosos para la humanidad: grandes cantidades de agua en un ecosistema que de por sí es árido.

Las provincias de Jujuy, Salta y Catamarca, en Argentina, son sede de salares ricos en litio en los que se forman grandes piletones a los que se les agregan químicos. Lo que hacen las mineras es esperar a que el sol haga lo suyo y evapore el agua, así las sales se van solidificando.


Relacionados: Tenemos que hablar de SIBIOS


“El problema es que hoy por hoy no hay información de base sobre los impactos en los ecosistemas. La extracción sucede en cuencas cerradas que no fluyen hacia el mar. Si de repente se empieza a sacar mucha agua pueden generar un impacto varios kilómetros más allá pero esto no es culpa de las empresas sino de los gobiernos que no evalúan seriamente las consecuencias de la extracción de litio”, explica Marchegiani. Y no es que ella esté en contra de la minería del litio, simplemente reclama una postura más crítica en la forma en la que actualmente se desarrolla.

Bruno Fornillo literalmente consideró que Argentina es un “desastre” comparado con sus similares sudamericanos porque no tiene ninguna política integral a nivel nacional acerca del litio.

1541167759875-Litio

Hace apenas unos meses, Bolivia lo declaró como un recurso estratégico reservando así al Estado su explotación, comercialización y uso, aliándose con una empresa alemana para comenzar a producir baterías de automóvil a partir del 2021. En Chile, por su parte, no se puede concesionar porque también es recurso estratégico, pero el Estado puede establecer contratos de explotación mientras que en Argentina cualquier particular, nacional o extranjero, tiene la capacidad de solicitar una concesión siempre y cuando no lo haya hecho alguien antes.

En varios sentidos en este panorama Argentina está desperdiciando una oportunidad, según los investigadores, porque este esquema se reduce a vender el litio como commodity, que es lo menos rentable. Bruno lo explica así: "lo valioso de una batería no son sus componentes sino el conocimiento que hay para construirla".


Relacionados: ¿Por qué se hunden los barcos en Argentina?


Pía ahondó en que exportar materia prima para después importar tecnología es lo que después genera cuello de botella en las balanzas comerciales porque se vende más barato de lo que se compra.“Argentina tiene sus propias demandas energéticas, sus propias demandas de tecnología pero no las satisface con la producción industrial propia y eso también tiene que ver con el tema de patentes, de ciencia y tecnología y, por supuesto, de presupuestos tecnológicos”, cuenta la investigadora.

1541168611570-Salareslitio

Esto sin contar con el impacto cultural que la presencia de las mineras deja en las comunidades originarias de la zona. De acuerdo a un documento del líder indígena Clemente Flores, publicado por FARN, los productores están notando los estragos en el ecosistema mientras ven morir a sus llamas.

La contraparte

Argentina tiene una estructura federal, en consecuencia los gobiernos provinciales tienen potestad para decidir cómo administran sus riqueza. Jujuy es la única provincia que declaró el lito como un recurso natural estratégico y por ello posee un 8.5 por ciento de las explotaciones.

1541167853815-Litio2

Ahí también se instaló el Centro de Investigación y Desarrollo en Materiales Avanzados y Almacenamiento, que depende de la Universidad Nacional de Jujuy, el CONICET y el gobierno provincial. Su objetivo es hacer investigación sobre materiales activos para baterías y métodos alternativos de extracción de litio, actualmente están a la espera del equipamiento.

José Luis Zacur, miembro del consejo directivo del centro, comentó que más allá del alto potencial del lito para acumular energía hay otro elemento que aún no está desarrollado pero que podría cambiar las reglas del juego y aumentar el protagonismo de dicho metal dentro de la matriz energética.

1541168262323-Litio3

“Me refiero a la posibilidad de utilizarlo en los reactores de fusión, la tecnología actual nuclear está orientada hacia la fusión pero existe la posibilidad de que la fusión sea desarrollada de un modo más efectivo y el litio podría empezar a jugar un papel más fundamental”, precisó. Confirmó, además, que en el centro sí analizan la posibilidad de desarrollar tecnología para la construcción de baterías y se centran en las de mayor porte que las que actualmente existen.

El doctor Zacur coincidió en que ahora Argentina está enfocada en el manejo del commodity pero apunta a que tendría que avanzar hacia la construcción de tecnología porque eso le dejará al país mayor desarrollo económico y social.

Cuánto cuesta la industria

Según un documento de marzo de 2017 publicado por la Dirección de Economía Minera argentina, el litio representa una importante fuente de divisas. En 2016 las exportaciones ascendieron a 191.1 millones de dólares, lo que representa un incremento del 111 por ciento respecto a 2015, sin embargo, el mercado aún es pequeño comparado con otros minerales, por ejemplo, la producción mundial de cobre es 66 veces más valiosa que la de litio.

1541168314961-Litio4

Hay que contextualizar que aunque existen alrededor de 50 proyectos mineros en Argentina, solamente dos están produciendo litio comercialmente: el Salar de Hombre Muerto, en Catamarca, y el de Olaroz, en Jujuy; en su conjunto satisfacen el 16 por ciento de la oferta mundial.

Es por eso que Bruno Fornillo insistió en que es un error denominar al litio como el oro blanco o el petróleo del futuro.

1541168402597-Litio5

“Hasta hace poco Chile era el principal exportador mundial y el litio no llegaba al 0,4 por ciento de las exportaciones de minerales chilenos. Por eso hablo de la importancia de implementar un nuevo paradigma donde cada país pueda producir la energía a su modo y deje de ser un gran negocio de dos o tres grandes petroleras. Eso es lo interesante, porque la nueva energía tiene la chance de combatir el calentamiento global, de descentralizar los sistemas, de generar una industria local fuerte. Todo eso estaría buenísimo”, cuenta Bruno.

Un mundo similar anhela Pía Marchegiani, quien por cierto contestó esta entrevista por teléfono durante su licencia de maternidad con su bebita recién nacida en brazos. La investigadora consideró que el reto de la humanidad no es sustituir a los combustibles fósiles sino modificar el sistema desmedido de consumo porque si no, no habrá litio ni planeta que nos alcance.