Renuncié a mi trabajo corporativo y me volví sommelier de cerveza

Esta mujer dejó su trabajo de escritorio en el medio de las comunicaciones y comenzó una compañía de cerveza con su hermana.

por Anne Gaviola; traducido por Laura Castro
|
02 Abril 2019, 2:00am

Todas las fotos vía Crystal Luxmore.

Artículo publicado originalmente por VICE Canadá.

Tal vez estás harto de la rutina diaria. Tal vez odias a tu jefe. Tal vez el trabajo que haces aniquila tu alma. Hay muchas razones por las que las personas sueñan con dejar sus empleos de oficina. Pero pocas personas tienen los cojones para hacerlo.

Si decides dar el salto, un estudio reciente de la Escuela de Administración y Dirección de Empresas Sloan (MIT) muestra que tienes un 125% más de probabilidades de tener éxito si ya estás trabajando en el campo en el que vas a desarrollar tu propio negocio. La investigación ampliamente citada muestra que hay un 33 por ciento menos de probabilidades de fallar si primero te involucras en el medio de manera un tanto superficial, probándolo como actividad secundaria.

Así que decidimos ir a hablar con alguien que ya está viviendo ese sueño y le preguntamos cómo llegó ahí y lo que se necesita para despedirse de ese cheque de pago constante y simplemente... ir en busca de tu sueño.

Crystal Luxmore tenía unos 30 años cuando dejó su trabajo de tiempo completo en comunicaciones. Ahora dirige un negocio de cerveza con su hermana y una empresa de excursiones educativas con sede en Toronto. Ambas empresas le permiten ganar más o menos el mismo dinero que en su antiguo trabajo corporativo de escritorio.

Tuvo varias ocupaciones alternas, cambió de carrera algunas veces y, de alguna manera, también se las arregló para casarse y tener un par de hijos. Luxmore compartió su historia con VICE porque sabe de primera mano que ser completamente autónomo no es para todos.

Crystal Luxmore beer tasting with son Lochlan paddle craft beer
Luxmore mostrándole a su hijo Lochlan how it's done

VICE: ¿Qué hacías antes de iniciar tu propia compañía?
Crystal Luxmore: el último trabajo de tiempo completo que tuve fue en la Universidad de Aston en el Reino Unido, trabajé como la encargada de comunicaciones de un grupo de investigación. Ganaba alrededor de $48,000 dólares ($900 000 pesos aprox.) al año allí. Cuando rompí con mi novio inglés y volví a Canadá, decidí seguir mi sueño de ser periodista. Desde entonces, he trabajado como escritora y editora independiente para varias publicaciones como propietaria única. El dinero no era mucho, entre $26,000 y $37, 000 dólares (entre $500 000 y $700 000 pesos aprox.) al año. En 2011, un negocio que empecé con un amigo, llamado Walk TO, comenzó a despegar y me ayudó a complementar mis ingresos. Es una empresa de excursiones a pie para escuelas.

Crystal Luxmore beer sisters career switch corporate communications
Luxmore en sus días como encargada de comunicaciones.

Háblame de lo que haces ahora y cómo se compara financieramente con tus días de trabajo de tiempo completo en una oficina.
Hace dos años, mi hermana y yo lanzamos nuestra propia compañía, llamada Beer Sisters Inc., donde ofrecemos una gran variedad de servicios relacionados con la cerveza, ambas somos "sommeliers de cerveza". Soy una de las únicas catorce personas en el país con la certificación en cerveza Cicerone Avanzada. Además, le compré a mi socio su parte de Walk T.O. y ahora soy la única propietaria. Dedicó todo mi tiempo a hacer crecer ambos negocios y continuamos invirtiendo en su crecimiento y pagándole bien a nuestros contratistas; esto significa que gano menos de lo que me gustaría, entre $30,000 y $52,000 dólares (entre $600 000 y un millón de pesos aprox.) por año.

Renunciaste a tener un cheque de pago constante y seguro. ¿Qué tan difícil es manejar la variabilidad en las ganancias?
Es un desafío porque puedes tener un año excepcional, hacer todo bien para tus clientes, y de repente pueden reducirte el presupuesto o puede llegar alguien nuevo, y entonces pierdes una importante fuente de ingresos. Debido a que Beer Sisters está muy orientada al servicio, y tenemos clientes de muy distintos tipos, muchos de los cuales solo nos compran una o dos veces al año, es difícil elaborar un plan de negocios basado en nuestro desempeño previo. Somos más conservadoras en nuestras estimaciones y en los salarios debido a las altas y bajas que experimentamos.

¿Qué te llevó a tomar la decisión de dejar tu empleo de tiempo completo? ¿Y qué te hizo decidir ser tu propia jefa en lugar de trabajar para un jefe?
Tengo muchas ideas y me gustaría hacerlas realidad. Ser una emprendedora, para mí, es la mejor manera de lograrlo. Siempre quise dirigir mi propio negocio, pero realmente me parecía tan magnífico hasta que sucedieron dos cosas: mi hermana se asoció conmigo; trabajar con ella me sacó del aislamiento y me dio un nuevo impulso para ser excelente todos los días. Y cambié la orientación de mi compañía de excursiones de algo que era fácil de manejar pero que me alejaba de mi verdadera pasión, que es la cerveza, a una organización que educa a los niños, emplea a muchos seres humanos maravillosos y me da la oportunidad de vender un producto real, no como con Beer Sisters, donde esencialmente vendemos nuestro conocimiento experto.

Dirigir dos negocios tan diferentes puede ser un poco caótico a veces, en relación con todas la ideas que bullen en mi cabeza, pero finalmente estoy en un punto donde encuentro diversión en ambos, y donde aplico las lecciones aprendidas con Walk T.O. a Beer Sisters.

¿Cómo surgió la idea de iniciar una empresa de cerveza artesanal?
Yo escribía sobre cualquier cosa que hubiera u ocurriera bajo el sol, y finalmente encontré mi ritmo cuando me topé con la cerveza artesanal. Después de eso, quise obtener mi certificación de Cicerone, lo que me convertiría en una sommelier cervecera, así podría trabajar con corporaciones y tener la oportunidad de hablar sobre cerveza y no solo escribir de ella. Mi hermana, Tara, siempre me ha ayudado, y cuando las dos estábamos de incapacidad por maternidad, decidimos unir fuerzas para crear Beer Sisters.

¿Qué consejo le darías a las personas que sueñan con abandonar el tradicional trabajo de tiempo completo en una oficina?

Dirigir tu propio negocio significa hacerlo todo. Prepárate para el éxito y contrata a expertos para hacer las cosas que detestas. Me tomó demasiado tiempo invertir en contratar un contador y tener un sistema de facturación organizado. Si no tienes conocimientos empresariales, invierte en un asesor de negocios para que te oriente sobre cómo hacer crecer tu negocio, o incluso para organizarte y poder tomar un tiempo libre. Hablé con un coach corporativo antes de que naciera mi segundo hijo y me ayudó a planificar mi licencia de maternidad de ensueño. Fue mucho mejor que la primera vez que me sentí constantemente abrumada por mi bebé y mis bebés corporativos.

Sigue a Anne en Twitter.