Publicidad
La Guía VICE al ahora

Un conductor cayó a un río por seguir las instrucciones de Google Maps

Otro accidente causado por confiar ciegamente en las aplicaciones de navegación.

por Mustika Hapsoro; traducido por Daniela Silva
13 Febrero 2019, 3:30pm

Captura de pantalla

Artículo publicado originalmente por VICE ASIA.

El fin de semana pasado, Google Maps mandó a un desafortunado conductor a un río en Bali después de seguir una ruta que solo era para motocicletas. Afortunadamente, el conductor solo sufrió heridas leves.

Sin embargo, algunas personas no han tenido la misma suerte. En 2015, una mujer murió de quemaduras graves en un accidente automovilístico. La policía llegó a la conclusión de que el marido, que conducía el automóvil, estaba demasiado concentrado en las instrucciones del GPS que no pudo ver las señales de tráfico.

Desafortunadamente, los accidentes causados por dispositivos GPS y aplicaciones de navegación se han vuelto demasiado comunes en todo el mundo. En algunos lugares como en California, incidentes como este tienen incluso un nombre: muerte por GPS.


Relacionados:


Hoy en día, la mayoría de nosotros escribimos un destino en cualquier app de navegación y damos por sentado las rutas que nos sugieren. Cuando estamos al volante, es fácil seguir ciegamente las instrucciones proporcionadas por estas aplicaciones. Creemos, por conveniencia, que Google Maps o Waze siempre están en lo correcto. Pero ninguna de estas aplicaciones es perfecta, y sus imperfecciones pueden ser mortales para algunos.

No solo crean un peligro potencial para la seguridad, también pueden ser muy, muy molestas. En Estados Unidos, muchos vecindarios están experimentando un aumento de tráfico a medida que las aplicaciones de navegación alejan a los vehículos de las áreas con mucho tráfico hacia comunidades pequeñas. Las que antes eran zonas residenciales tranquilas, se han convertido en atajos para quienes viajan diariamente.

Cuando se lanzó Google Maps en 2005, comenzó simplemente como una aplicación web que mostraba un mapa con capacidad de búsqueda, desplazamiento y zoom. Además, vale la pena señalar que ya existían varios mapas digitales de este tipo mucho antes de que surgiera la idea de Google Maps.

"No fue el primero en salir, pero el rol de Google Maps en la transformación de los mapas digitales, haciéndolos populares y llevándolos de un nicho tecnológico a la conciencia pública no puede ser menospreciado", le dijo Gary Gale, jefe de APIs de Ordnance Survey al The Guardian una década después del lanzamiento de Google Maps.

Ahora, 13 años después, ha revolucionado nuestra forma de viajar. Además de brindar actualizaciones del tráfico, indicaciones de manejo, navegación satelital paso a paso, la aplicación también le permite a sus usuarios hacer una lista y recomendar sus lugares y actividades favoritas. En 2013, Google Maps compró a su principal competidor, Waze.

De acuerdo con un estudio realizado en 2018 por The Manifest, casi el 70 por ciento de los usuarios de aplicaciones de navegación eligen Google Maps en lugar de otras porque tiene una gran cantidad de datos que le permiten ofrecer mejores direcciones que la mayoría de las otras aplicaciones de GPS. Esto no es sorprendente, ya que Google es el buscador más grande del mundo. Sin embargo, tener una base de datos grande no significa que siempre tengan razón. El conductor del camión en Bali puede atestiguarlo.

En Indonesia, donde hay más motocicletas que automóviles, se está introduciendo la prohibición de usar el GPS mientras se maneja. Todavía no está claro si la prohibición aplicará tanto a los conductores de automóviles como a los motociclistas, pero si el objetivo principal es evitar accidentes fatales, tal vez se necesite para ambos.

Entonces, empecemos por no confiar 100 por ciento en la tecnología imperfecta.