alizzz
(Foto cortesía del artista)

Detrás de Alizzz y la alquimia perfecta del nuevo pop en español

A días de su presentación en Sónar México, hablamos con una de las mentes rectoras más relevantes de la producción de música urbana en español.
03 Octubre 2019, 4:31pm

Volvamos al 2017, el año de “Despacito” y de la democratización universal del reggaetón, el año en que los plays cobraron una nueva dimensión industrial y en que el gamberrismo latinoamericano se convirtió en el plato más y mejor servido del planeta Tierra. En esa coyuntura, al otro lado del Atlántico, Antón Álvarez Alfaro se metió a un estudio con la única y exclusiva misión de —palabras suyas— "actualizar la música pop en español". Actualizar ese chicle sin forma ni sabor determinados, que por décadas ha sido inyectado de fórmulas que le han dado vida y que han logrado ponerlo en los anaqueles para su consumo masivo. La ambición dio como resultado Ídolo, el opus magnum de C. Tangana y una de las cimas recientes más importantes de la música urbana en nuestro idioma.

El copiloto de ese tren al muro lleva por nombre Cristian de apellido Quirante y a.k.a. Alizzz. Productor catalán que desde años anteriores ya había jugueteado con la posibilidad de reformar la música contemporánea, de colarse al mainstream por caminos sin transitar, de darle volumen a su meta, al nuevo pop. Y reducir su camino únicamente a su labor como productor de cabecera de C. Tangana quizás sería injusto. Sus inicios se centraron en el trabajo electrónico que le ganaron un lugar bajo el ojo rector de Mad Decent, sello de Diplo con quien editó su tercer EP Sunshine en el 2014, convirtiéndose así en uno de los nombres de mayor rotación del circuito de clubes y festivales europeos. Posteriormente, vinieron las jugadas junto a Pucho y su construcción definitiva en un santito de esquina al que un roster larguísimo de artistas se han encomendado para pulir sus respectivas obras. Desde Rosalía, Ana Torroja, Fuego, Mario Bautista y Juanes, hasta Jesse Báez, A. CHAL, Feid, Becky G o Javiera Mena, incluyendo también sus recientes trabajos junto a Paloma Mami, Piso 21 y Christian Nodal.

Tantos y tan variados nombres solo dejan ver que estamos parados frente a un personaje que, desde dimensiones sonoras distintas, es capaz de imprimir su marca, siempre sofisticada y refinada, a la música actual de habla hispana. Su cuña sonora —un "aeaeae" que comúnmente aparece al inicio de los tracks— es un sello de control de calidad del que pocos productores a nivel Iberoamérica pueden jactarse, situándolo en la esfera de nombres que hoy en día capitalizan Tainy o Sky Rompiendo, por mencionar algunos.

A principios de este año, Alizzz fundó su propio subsello en una major, Whoa! Music, desde donde busca capitalizar su conocimiento y experiencia para revitalizar su misión de años en el pasado. "Yo tengo la misión de ayudar a crear una escena de pop de vanguardia que creo que no existe en España". Para ello, ya ha reclutado nombres de alta relevancia en el panorama actual, como Paula Cendejas, Coral Casino y Robie, cuyas producciones recientes han corrido a cargo del catalán, experto en graduar y profesionalizar proyectos musicales.

A días de su presentación en la primera edición de Sónar México, hablamos con el alquimista del nuevo pop sobre su rol rector en la producción de música urbana en español.

VICE: Ya hace varios años había escuchado Whoa!, tu segundo EP, y ayer que pactamos la entrevista lo retomé para entender ese tránsito largo de tu carrera los últimos seis o siete años. Desde eso que es una experimentación musical mucho más dubstep, hasta transformarse en lo que haces ahora, que cobra una forma mucho más actual de entender el mainstream. ¿Cómo ha sido para ti transitar ese camino? Desde ese momento que no fue el punto de partida pero sí fue, digamos, una primera cima, hasta ahora que tienes a tu cargo tu propio subsello después de darle forma a la estética sonora de tantos artistas.
Alizzz: Creo que hay un par de cosas que me han ayudado a definir todo este trayecto que es mi gusto por el pop. A mí desde aquel EP hasta el día de hoy, el pop, las fórmulas pop y la manera de trabajar de la música pop es algo que me ha ayudado y que siempre he utilizado, y en aquel EP ya lo estaba poniendo en práctica, aunque hoy en día lo conozco más a fondo. Y también la música urbana, porque desde aquel EP ya era música urbana. Dices que tiene tintes de dubstep pero yo he crecido más en otra cosa que es la música pop y la música urbana, lo veo más por ahí.

También desde ese momento ya había un aspecto, quizá menos notorio que ahora, de inspiración en la música tradicional latina, que era un acercamiento más a lo Diplo y no tan sofisticado como el que haces hoy en día. ¿Cómo ha sido para ti esa cercanía con la música latina?
Alizzz: Creo que ha sido algo un poco paulatino, era una música que yo escuchaba pero que no hacía. Había cosas que me interesaban mucho y empezaba a tener ganas de experimentar. Aunque sobre todo a mí lo que me gusta de la música urbana siempre ha sido lo que se hace más en Estados Unidos o Canada. Mi objetivo era coger las cosas que me gustaban de la música americana, que siempre suena un poco más sofisticada que la latina, y también coger cosas que nos gustaban de la música latina para hacer un híbrido de las cosas que nos gustaban de cada mundo, que es lo que seguimos haciendo: coger cosas de ambos mundos y convertirlas en algo nuestro.

Claro, y además creo que tu tarea ha sido muy importante en acortar una brecha que existe entre la música urbana española y la música urbana latina. En general, queda claro este mundo de la música hispanoparlante se encuentra en su punto más alto. Y creo que tu tarea ha sido importante para que esa distancia entre el Atlántico sea muy reducida. ¿Tú te sientes cercano a esa música o de qué manera definirías la música latina? ¿Te sientes parte de ese universo de alguna forma?
Alizzz: Sí, yo formo parte de ese ecosistema o de ese mundo. Lo que pasa es que yo estoy intentado traer algo peculiar, algo original, y no sé si tiene que ver con que estoy en Europa y tenemos otras influencias. Estoy intentando traer una propuesta diferente a la música latina, yo creo que la única manera de entrar ahí es traer algo que no se esté haciendo en los países latinos, porque ellos son los mejores haciendo ese tipo de música.

Te pregunto esto porque hace un mes la revista Vogue, en su versión mexicana, tuvo de portada a Rosalía y la incluyó en una lista de "las 20 artistas latinas más relevantes de la actualidad". Y bueno, hubo —y hay— un debate muy entero al respecto porque, al menos en un aspecto geográfico, ella no es latina, aunque definitivamente es una discusión que va más allá de eso. En ese sentido, y más allá de lo particular, que ya me decías que te sientes cercano a la música latina, ¿te parece bien bien que ambas etiquetas musicales, la de España y Latinoamérica, sean metidas dentro de un mismo saco?
Alizzz: Yo creo que si es para ser más fuertes y que para la vista del mundo tengamos más fuerza, es bueno. Yo creo que por mucho tiempo España no se sentía parte del mundo latino por su cultura, pero yo creo que el acercamiento ha sido muy grande durante muchos años y la música latina es la música más importante y escuchada en España. Yo sí creo que España forma parte del mundo latino ahora mismo.

Un poco dentro de lo que pasa ahora mismo alrededor de la figura del productor, que de alguna forma también ya es una marca y que ha adquirido el valor artístico que merece, he discutido con personas sobre el rol que ocupas en la música urbana en español y quizá ya apareces a la altura de Tainy, Sky y ese tipo de nombres. ¿Te sientes en esa liga?
Alizzz: Yo creo que tengo muy buena, o la mejor consideración en España, eso seguro. Creo que he llegado a una posición privilegiada y tengo una consideración muy buena. Pero también me queda mucho trabajo por hacer en Latinoamérica, no sé que hacer, no sé si intentar ir más a Latinoamérica, a Miami y a Colombia, o centrarme en hacer música en España y hacerla grande y que tenga consideración en Latinoamérica. Yo creo que va por hacer las dos, hacer crecer la música de mi país y también estar en la música latinoamericana que es mucho más importante. Aunque no, yo diría que no estoy en el mundo de Tainy aún.

Y de alguna forma una de estas dos misiones, la de renovar la música española y ponerla en el foco, que fue un objetivo que marcaron con Ídolo, llegó a ser real justo ahí. Ídolo es la piedra angular del nuevo pop. En ese sentido, ¿crees que hay más pasos por delante respecto a la construcción del nuevo pop español o crees que es momento de mirar hacia otros lados y empezar a construir desde ahí?
Alizzz: Creo que desde España hay mucho trabajo que hacer, conozco proyectos muy originales y propuestas muy nuevas. Lo que más me gusta de España es que hay muchas propuestas, mucha gente haciendo cosas muy diferentes y es muy rica a nivel de sonido y propuestas. España es, yo creo, el país más rico en propuestas ahora mismo y es de las cosas más fuertes que tiene el país. Creo que van a ir sobresaliendo, como Rosalía que ya sobresalió increíblemente, y creo que tengo que ayudar a que surjan otros proyectos también peculiares y diferentes a lo que se suele escuchar en el mundo latino.

Además creo que España, en cuanto a la música urbana en español, siempre ha llevado un pasito adelante. Está ahora lo que han hecho Cupido, Dellafuente, ese tipo de experimentaciones.
Alizzz: Exactamente, esas cosas solo pasan en España y en México, México también tiene esa necesidad de encontrar cosas nuevas que no son el típico proyecto latino. Por ahí hay cosas como The Guadaloops, como Girl Ultra o como Vice Menta, que salen de ese molde.

Hablando de ello, ¿hacia dónde crees que vaya la música? ¿Crees que vuelva a acercarse a la instrumentación clásica, como a lo mejor lo están haciendo Cupido y The Guadaloops? ¿O más bien crees que se va a seguir caminando y se van a encontrar nuevos lugares dentro de lo que se puede hacer en el mundo digital?
Alizzz: Creo que los proyectos que van a tener éxito de aquí para delante son los que suenen frescos y diferentes y tengan algo que aportar. Puede ser con instrumentos o de cualquier manera; yo creo que el tema de la instrumentación no va a marcar tanto la diferencia pero en una época donde todo es digital y electrónico, los instrumentos me están sonando como algo que tiene otros matices y me están sonando muy fresco. A mí Cupido me encanta.

Volviendo al asunto del productor y de saber en qué momento está haciendo un hit, ¿en qué momento se da cuenta que un tema en el que está trabajando puede ser especial? Probablemente lo más cercano a ello que hayas tenido hasta ahora es “Mala Mujer”. ¿Cómo es ese momento?
Alizzz: Hay momentos que sientes como una bombilla. Yo creo que es un momento muy concreto en el que estás escuchando y pasa algo mágico, en ese momento te das cuenta de que estás delante de algo especial, me ha pasado unas cuantas veces, no siempre pasa, pero gracias a Dios me suele pasar bastante a menudo y es increíble. Hace unas semanas me volvió a pasar con Pucho en el estudio, trabajamos un tema increíble. Y bueno, ahí seguimos trabajando, ojalá podamos vivir muchas veces más esa sensación de estar delante de algo especial o un hit.

En una entrevista Antón decía que a él le gustaban y le servían mucho las etiquetas porque le ayudaban a saber cuándo debía huir de algo, y esto explica mucho de lo que han hecho juntos y de lo que ha hecho en los últimos tiempos, como el reggaetón, el bolero, el son cubano, el son carioca. ¿Cuál es tu take en este asunto? ¿Lo ves un poco de la misma manera?
Alizzz: A mí me gusta utilizar las etiquetas siempre y cuando me sirvan para entenderme con alguien o entender lo que estoy haciendo, si estoy cogiendo algo de aquí y algo de allá, para entender de dónde viene cada cosa y de qué me sirven, para estar consciente de que estoy mezclando bolero con cumbia con bachata, me sirve para entenderme a mí y para entender a otros artistas y sus etiquetas, es algo como para nuestras sesiones de estudio.

Ahora háblame un poco de Whoa!, este subsello que comenzaste a trabajar básicamente desde principios de año bajo la tutela de una major. Primero me gustaría preguntarte, ¿cuál es tu misión personal con Whoa!? Desde tu persona y no desde tu figura como productor.
Alizzz: Yo tengo la misión de ayudar a crear una escena de pop de vanguardia que creo que no existe en España. Creo que mediante el sello puedo ayudar a que se genere esa sensación de escena, un poco más de hermandad y de artistas que suenan un poco diferentes entre sí pero tienen esa manera de afrontar las composiciones. Ojalá se convierta en un referente del pop en España y en el mundo latino.

¿Y cómo es trabajar desde esos roles distintos? Desde como artista y productor hasta como una figura ejecutiva más cercana a la disquera o como A&R. ¿Cómo ha sido para ti comenzar a trabajar desde esos otros frentes, no necesariamente desconocidos pero con los que quizás no habías tenido tanto contacto en el pasado?
Alizzz: He aprendido un montón y cada día me estoy topando con cosas que no sabía, con cosas en las que podría ser mejor e intentando darle la cara a eso y aprendiendo de los errores porque sabes que cuando se empieza un negocio hay un proceso de aprendizaje y de entender que ya no solo es publicar buena música, hay mucho más cosas que tener en cuenta. Por ejemplo, encargarse del negocio y de los proyectos, que es algo que nunca había tenido en mis manos. Estoy ganando responsabilidad y estoy aprendiendo mucho.

Ahora, entiendo que partiendo de esto, también tienes que velar por los intereses, no solamente financieros y comerciales, sino generales de una disquera, sin perder el ojo en el artista y en los beneficios que pueden alcanzar. ¿Cómo es esa tarea? ¿Cómo describirías tu papel dentro de Whoa!?
Alizzz: Ahora estoy enfocado en la parte de dirección artística y creativa, pero también estoy haciendo muchas cosas de administración y de manga en general del sello. Todas las partes del sello que son más burocráticas porque me toca hacerlo y me tengo que implicar. Estoy hablando con los artistas de todo este tipo de cosas e intentando explicárselas, haciendo lo posible para que se sientan bien y entiendan cómo funciona la música, no solo creativamente sino también a nivel de negocio.

Desde esta perspectiva nueva para ti, ¿cómo crees que se deba abordar esta brecha que hay entre la música independiente y la música hecha en una major? Porque ahora mismo vivimos en una época en la que la independencia artística te permite llegar más lejos, pero también podemos voltear a los charts y darnos cuenta de que los artistas que están ahí son artistas de major.
Alizzz: Yo creo que hay que aprender cómo trabajan las majors y entender cómo funcionan esos tratos de la música, e intentar hacerla de manera inteligente para quitarles un trocito de este pastel que tienen. Intentar colarse haciendo las cosas de una manera un poco más interesante y vanguardista. Yo creo que ahorita mismo el pop te permite mucha libertad creativa y creo que lo aprovechan.

Vas a presentarte en la primera edición de Sónar aquí, aunque en las ediciones europeas ya has tocado más de seis veces. Para quienes no te hemos visto en un set en solitario cuéntanos: ¿qué pasa normalmente en un set de Alizzz? ¿Qué podemos esperar?
Alizzz: Yo creo que lo que más puedo aportar a la cultura de la música electrónica es eso, un enfoque más de club, porque de donde yo vengo se me conoce más como productor de pop. Yo lo que intento es escoger mis canciones y convertirlas en cosas nuevas, en edits, en mixes, en bootlegs, y llevármelas a un terreno más oscurito, más de club de baile y más cercano a lo que esperan en un festival como Sónar. Así que eso, los espero en Sónar México.

Conéctate con Noisey en Instagram.