Publicidad
Drogas

Lo que necesitas saber sobre el clonazepam

Hablamos de los efectos del clonazepam al combinarlo con alcohol o cocaína, así como sus efectos a largo y corto plazo.

por Sergio Pérez Gavilán
15 Febrero 2019, 7:00pm

Imagen vía Wikimedia Commons.

Artículo publicado por VICE México.

El consumo de ansiolíticos y otras drogas legales, prácticamente a nivel mundial, son desde hace muchos años parte indiscutible del universo de las drogas recreativas. Desde la explosión del consumo de opiáceos con receta en Estados Unidos, hasta un disparo en el mercado negro de recetas para clonazepam (Rivotril), como analizó El País, una alza de 113% en los últimos dos años en Madrid, comercializados en su mayoría ilegalmente, es un hecho que las benzodiacepinas no se irán a ningún lado pronto.

En un intento por comprender cabalmente los riesgos y efectos del clonazepam y las benzodiacepinas, hablamos con el doctor Jorge Escobedo, neurólogo, geriatra con una subespecialidad en demencia y envejecimiento cognitvo y el licenciado Alberto González psicólogo especializado en adicciones de la clínica de tratamiento de adicciones Monte Fénix, sobre qué efectos inmediatos tiene, su interacción con otras drogas y riesgos por uso cotidiano o esporádico.

VICE: ¿Qué es el Rivotril?
Jorge Escobedo: El Rivotril o benzodiazepina es bastantes viejo. Entran dentro de un grupo de medicamentos que se llaman mióticos moderantes; por sus características farmacológicas se pueden clasificar como tipos hipnóticos o sedantes. Sedantes como ansiolíticos que te ayudan a disminuir la ansiedad, y los hipnóticos son los que te ayudan a generar un poquito de somnolencia.

Todos estos medicamentos derivados de la benzodiazepina los usan dependiendo de la dosis que en medidas pequeñas ayudan a disminuir la ansiedad. Pero como tiene muchos tipos de receptores distintos en cerebro, médula y encéfalo, y depende el medicamento que uses, pueden generar alteraciones. Algunos bajan la ansiedad, otros sedan, relajan músculos o generan sueño. Ahora ya no tienen tanto uso por su potencial de abuso, que generan tolerancia (cada vez necesitar más dosis para sentir el efecto), dependencia y síndrome de abstinencia (cuando los dejas de utilizar repentinamente).

También es importante saber que dependiendo de cuál uses, se queda más tiempo en la sangre (Rivotril, clonazepam duran hasta 15 horas, hay personas que lo toman continuamente cada 12 horas), o algunos estimularán más los receptores GABA.

¿Cuáles son los efectos del clonazepam sobre consumidores jóvenes entre 18 y 30 años?
Jorge Escobedo: Podemos hablar de efectos agudos y crónicos. Sobre los agudos está la inatención, la disminución del tiempo de reacción, periodos de amnesia. Sí puede haber daños, pero no hay tantos estudios que se hayan hecho para evaluar el uso intermitente en el joven, pero todas las investigaciones dicen que si lo consumes de manera crónica aunque sea de forma intermitente tienes más factores de riesgo para tener problemas de demencia o memoria (como Alzheimer) o problemas de ánimo (como depresión).

Hay unas zonas del cerebro que producen neuronas hasta una edad más adulta, pero en las etapas de crecimiento del cerebro como la niñez y juventud temprana no se recomienda su consumo porque hay muchos mecanismos que generan no haya un desarrollo adecuado o algún tipo de daño crónico en zonas del cerebro para la memoria como el hipocampo. Tiene algunos receptores para este receptor que si lo estimulas vas a deprimir de manera crónica al hipocampo y puedes tener problemas de aprendizaje en la edad adulta, aunque ya no lo consumas.

¿Cuál es el estado actual del consumo de clonazepam en México?
Alberto González: La verdad es que no tenemos datos muy claros. No creo que en México aún exista un control de ese estilo. Desgraciadamente todavía estamos en pañales con ese respecto. No existe un control tan directo con como con otros farmacéuticos, sí es un medicamento controlado pero los sistemas para el acceso al clonazepam son bastante laxos. A diferencia de otras medicinas, como las de otros grupos de clasificación, que sí necesitan una receta especial con código de barras, pero con esta el otro caso. Te puedo decir desde experiencia personal que sucede que uno puede ir a una farmacia que tienen doctores “para revisarte” y simplemente con pedir un poco de Rivotril porque tu doctor está fuera de la ciudad, te escriben una receta sin estudiar tu historial clínico o saber sobre psiquiatría. Se consigue muy fácilmente.

¿Cuáles son los efectos negativos generados con el uso recreativo?
Alberto González: Es un problema serio. La supresión del medicamento es muy lenta, esto es, el efecto contrario que te daba la sustancia. Si el efecto deseado de una persona que está usando el Rivotril es dormir, pues la supresión es que no va a dormir y así se puede pasar a varios ejemplos dependiendo del uso. El sueño se hace muy superficial, sin descanso real y sin acceso al medicamento, dependiendo del nivel de consumo, la supresión puede durar meses enteros.

Otro tema muy importante con el clonazepam también es la tolerancia. Al poco tiempo de estar tomando 20 gotas, por ejemplo, éstas ya no hacen el efecto deseado y tomas luego 25 y así sucesivamente hasta llegar a personas que se pueden tomar 70 gotas en un día que, sobra decirlo, es muchísimo. Y claro, eso no significa que estén dormidos todo el día, pueden ser completamente funcionales.

Ojo, la idea no es satanizar este medicamento. El medicamento sirve y es bueno cuando se hace bien el diagnóstico. Ahora, este riesgo viene más cuando se usa cotidianamente sin tener las condiciones que piden su uso. El síndrome de abstinencia, del otro lado, también puede llegar a ser sumamente complicado.

¿Es común que en la clínica se traten muchas personas con problemas con las benzodiacepinas?
Alberto González: Por supuesto. Cada vez más de hecho. Aunque hoy por hoy, en la clínica, ya no hay “alcohólicos puros”, como les decimos a las personas que solamente tienen o quieren tratar un problema exclusivamente con alcohol. Lo más común es que las personas lleguen por consumo de alcohol y drogas o alcohol y sedantes. La normalización del clonazepam, no solo por médicos sino familiares y amigos como decía antes, hace que se convierta muy fácilmente en un fármaco de abuso al igual que lo dicho por tolerancia. Muchas personas definitivamente llegan por consumo de benzos.

¿Qué sucede con la combinación de clonazepam con alcohol, éxtasis, cocaína o LSD?
Jorge Escobedo: El alcohol que es usualmente con lo que se utilizan estos medicamentos, también es un depresor del sistema nervioso central. Funciona casi de la misma manera que la benzodiazepina. Si consumes alcohol con Rivotril estás potenciando el sistema nervioso central y la médula. Muchos famosos han muerto por la combinación de estos. Combinarlos produce sedación, amnesia o lagunas mentales. El consumo crónico (más de tres años) produce problemas de la memoria. Muchas personas lo usan para potenciar efectos del alcohol, pero si subes la dosis puedes deprimir tanto que tengas un paro respiratorio o periodos de alteraciones en la memoria.

Cuando es consumo crónico también puede lastimar demasiado el hígado, problemas de falla hepática. Se debe evitar consumirlos con bebidas alcohólicas. Y si se consume que sea en volúmenes muy limitados de alcohol: una o dos cervezas, uno o dos vasos de whisky, por mucho.

La cocaína podría bloquear un poco el efecto de la GABA, se contrapone. Uno se deprime y el otro lo bloquea como la cocaína. En estos casos anularías un poco el efecto en el cerebro. Pero el asunto es la carga que le pones al hígado al consumir este tipo de alimentos que se metaboliza allí, puede haber una falla hepática, hipertensión, que se te acelere el corazón o incluso inducir a periodos de psicosis, disociación cognitiva.

Con los alucinógenos el efecto no se conoce de manera concreta, dependiendo la dosis. El LSD puede subir la sedación y puedes vivir más somnolencia o desarrollar tus movimientos por la relajación que hay a nivel periférico.

¿Qué haces si tu amigo o tú se están malviajando o tomaron mucho?
Jorge Escobedo: Cuando ves que la persona no responde, es necesario dejar de tomar y llevarlo al hospital porque pueden ser situaciones peligrosas que se deben evaluar. Son situaciones de urgencia que se deben tratar como con una persona muy alcoholizada, que es mantenerlo despierto, evitar que se duerma boca arriba, estarlo vigilando, mantenerlo hidratado, no inducirle el vomito y mantenerlo en reposo.

Las recomendaciones son las mismas a las anteriores pero cuando hay episodios de psicosis es urgencia psiquiátrica porque hay que revertir los efectos del medicamento. Pero se hidratan vía intravenosa, esperar que se les pase el mal viaje y si hay datos de psicosis o alucinaciones ir con un médico.

Cuando no es tan grave se le puede dar de comer algo grasoso e hidratarlo, pero hay que tener precaución porque pueden bronco aspirar si el cuerpo no está reaccionando. Hay que valorar si acepta el alimento o la hidratación.

La idea, si vas a hacerlo, es no abusar y hacerlo en muy pequeñas cantidades. Porque puede pasar que pierdas la memoria y que te roben, secuestren, que manejes y choques, que te bronco aspires, cualquier cosa.


Sigue a Sergio en Twitter.

Tagged:
VICE México
Adicción
drogas legales
riesgo
rivotril
clonazepam