La Guía VICE al ahora

El hombre que destruyó la estrella de Trump fue rescatado por el tipo que la dañó primero

El ciclo ha sido cerrado por completo.
26 Julio 2018, 9:00pm

Artículo publicado originalmente por VICE Estados Unidos.

Como ya lo saben, el miércoles por la mañana un tipo sacó un zapapico de un estuche de guitarra y destruyó la estrella de Hollywood de Donald Trump en Los Ángeles, rompiéndola en pedazos antes de entregarse a la policía local. De acuerdo con Los Angeles Times, Austin Clay, de 24 años, fue acusado de vandalismo y fue detenido con derecho a una fianza de 20,000 dólares. Pero en un acto de asombrosa solidaridad, un camarada de la lucha ancestral contra el mismo tramo de acera intervino para ayudar a su aliado con una suma de dinero.

Según TMZ, el héroe que rescató a Clay no es otro que James Otis, el tipo que demolió la estrella de Trump con un zapapico y un mazo hace dos años. Al parecer, planea reunirse con Clay tan pronto como salga de la cárcel, quizá para que ambos puedan discutir su odio compartido hacia Trump, su herramienta de destrucción preferida, y comenzar los planes de remoción una vez que la estrella sea reconstruida.

El incidente del miércoles fue captado en video (lo cual es bastante tranquilizador si te gusta ver cómo se destruyen las cosas) antes de que Clay se entregara a la policía. Un testigo dijo a CBS Los Angeles que vio a un hombre "causando un alboroto" en la acera a eso de las 3:30 AM, "como si su trabajo fuera simplemente destruir el cemento de la acera".

Clay fue detenido unas horas más tarde, con una fianza de 20,000 dólares, hasta que Otis se apareció y lo rescató. Al igual que Otis en 2016, Clay enfrenta hasta tres años de prisión, pero podría aprender una o dos cosas de cómo su nuevo amigo se salvó: no impugnar y recibir libertad condicional, servicio comunitario y una multa. De esa manera podría quedar libre para deambular por las calles de Los Ángeles y rescatar al próximo tipo que diezme la estrella de Hollywood de Trump.

Sigue a Drew Schwartz en Twitter.