Sexo

La erótica neón de esta artista es metalera y comprometedora

La artista de Los Ángeles, Kristen Liu-Wong, pinta bellas escenas de perversas reinas guerreras que fuman bong.

por Kara Weisenstein; traducido por Laura Castro
19 Agosto 2018, 3:00pm

'Bound to Be Together.' Todas las imágenes © Kristen Liu-Won.

Artículo publicado originalmente por VICE Estados Unidos.

Si Lisa Frank hiciera erótica, sus ilustraciones dulcemente psicodélicas se parecerían mucho a los locos y comprometedores dibujos de Kristen Liu-Wong. La artista llena sus cuadros fucsia con tanta acción subversiva, que es difícil precisar exactamente qué es lo que está pasando. Serpientes y reinas guerreras en medio de actos sexuales, o actos de violencia, es difícil decirlo. Mujeres exuberantes fuma paquetes de cigarrillos American Spirit y ------- pescado destripado.

Hay una dualidad, una adopción de lo dulce y lo mórbido, que no cuadra del todo. Es el tipo de arte que confunde a las personas mayores, como al abuelo del marido de la hermana de Liu-Wong, quien una vez le preguntó a la artista cómo se le ocurren sus "ideas locas", ya que no son el tipo de cosas que él pensaría que una "persona normal" pintaría.

"Simplemente le dije que debo tener muy buena imaginación", le dijo Liu-Wong a VICE.

I: 'Come Closer,' Kristen Liu-Wong. D: La artista, fotografiada por Parker Day vía Instagram.

A decir verdad, sus pinturas saturadas, que combinan lo cotidiano con escenarios imaginarios de pesadilla, provienen de un lugar muy personal. Liu Wong creció en San Francisco, y su madre era maestra de arte en una escuela primaria, por lo que la autoexpresión siempre fue algo primordial en su vida. "En la preparatoria, dibujaba muchos monstruos gelatinosos con forma de vagina", dijo. "Mis artistas favoritos eran Dalí y Man Ray, y ambos usan imágenes muy sexualmente provocativas. Mi madre, dado que es muy abierta a cualquier tipo de arte, realmente nunca censuró mis intereses. No le molestaba que dibujara monstruos derretidos con forma de vagina".

Libre de represión, Liu-Wong pudo explorar su propia sexualidad a través del arte. "[Mi trabajo] ha cambiado a medida que yo he cambiado. Mi obra inicial de la universidad fue probablemente aún más vulgar en ese entonces, porque era nueva en el sexo", dijo. "Estás explorándolo todo y [...] diciendo que sí a todas las locuras porque quieres probar todo".

"A medida que han pasado los años, siento que he comenzado a explorar la sexualidad de forma más personal", agregó. "Ahora, muchas veces sólo dibujo a una sola chica. Solía hacer muchas más escenas de orgías grupales, y cosas así. Pero ahora se trata más de un proceso personal".



El detritus de la vida moderna —bongs, teléfonos celulares y las latas vacías de La Croix— alimenta el trabajo de Liu-Wong, teniendo la acción surrealista como núcleo. La arquitectura modular en colores pastel de Los Ángeles así como su vegetación desértica se abren paso en las composiciones neón de la artista, al igual que lo hace la cultura pop. "Escucho muchos podcasts de crímenes reales mientras trabajo, lo cual me hace pensar en cosas más oscuras", dijo.

Debajo de su apariencia sensual y peligrosa, las pinturas de Liu-Wong también son bastante morbosas. "Al inicio de año, atravesé un momento bastante difícil y mi vida se puso completamente patas arriba durante unos meses", dijo la artista. "Gran parte de mi trabajo significa lidiar con ese dolor emocional personal, lo cual también me provoca ansiedades sobre mi mortalidad y me hace reflexionar sobre los seres queridos que he perdido y la pérdida inevitable que conlleva cualquier vida. Al mismo tiempo, sabía que estaría haciendo una producción para la [galería de arte] Superchief, y ellos siempre son muy divertidos; además, no les importa qué tan explícito sea tu arte, así que hice algunas piezas un poco más obscenas para ellos. Sexo y muerte, ¿me equivoco?".

'The Dying Girl,' Kristen Liu-Wong

Si bien la inspiración proviene de todas partes, el proceso de Liu-Wong es meticuloso. Primero esboza ideas y luego combina diversos elementos en un dibujo final sobre papel calca. "Soy muy minuciosa con respecto a dónde coloco las cosas, qué áreas están llenas y qué formas tienen los objetos que llenan esas áreas", dijo. "Me encanta hacer imágenes realmente saturadas, pero con cada pieza, probablemente me tomo como... A veces es estúpido, probablemente mueva un elemento varias veces sólo un par de milímetros dentro del dibujo para llegar al lugar correcto". Una vez que está satisfecha, Liu-Wong adquiere una perspectiva más flexible para su pintura final, perfeccionando las combinaciones de colores y los patrones sobre la marcha.

Presentar los detalles desordenados de la humanidad con meticuloso detalle hace que la yuxtaposición entre belleza y horror sea mucho más impactante. Liu-Wong dice que es precisamente esta dualidad la que le da resonancia a su obra. "Algo es definitivamente más espeluznante si no esperas que sea espeluznante, porque al principio parece inofensivo", nos dijo.

"Ninguna persona es completamente mala o buena, así que no quiero que mis pinturas sean por completo como un mundo arcoíris feliz y perfecto, porque no es así como vivimos", agregó. "Pero tampoco quiero que sea solamente feo. Creo que se necesita un poco de ambos para crear algo más interesante".

'Still Life With Death,' Kristen Liu-Wong
'Take It,' Kristen Liu-Wong
'I Couldn't Stop Myself,' Kristen Liu-Wong
'Angelita,' Kristen Liu-Wong
'Suffer With Me,' Kristen Liu-Wong

Kristen Liu-Wong actualmente exhibe su obra en FERAL WAYS en la Superchief Gallery de la ciudad de Nueva York. Síguela en Instagram.

Sigue a Kara Weisenstein en Twitter e Instagram.