FYI.

This story is over 5 years old.

El océano contiene menos comida para nosotros que hace 50 años

Esto es serio, amigos. Las poblaciones de vertebrados marinos están reduciéndose peligrosamente. Eso significa menos comida para todos.
15.10.15

Octubre es el Mes Nacional de mariscos en Estados Unidos, pero un nuevo estudio publicado por el World Wildlife Fund arruinó cualquier celebración que los gringos tuvieran planeada (¿torre gigante de mariscos? Olvídenlo, amigos). El Living Blue Planet Report del WWF descubrió que las poblaciones de vertebrados marinos (peces, mamíferos, aves y reptiles) se redujo en 49 por ciento entre 1970 y 2012. Algunos de los peces que amamos comer han sido afectados con mayor fuerza, pues las familias de atún, bonito y jurel se redujeron en un 74 por ciento entre 1970 y 2010. Eso incluye el atún azul y el de aleta amarilla, los mejores candidatos para el sushi.

swafood2

El Living Blue Planet Report no es el primer estudio que dice que los océanos y sus habitantes están en mal estado. Un estudio dijo célebremente que los océanos podrían quedar sin pescado para el año 2050 al paso que vamos, antes de que un estudio posterior desmintiera esta afirmación. Tales predicciones han dado lugar a los llamados por la pesca sustentable y guías como la Seafood Watch del Monterey Bay Aquarium, la Fish Watch del National Oceanic and Atmospheric Administration y la guía de comestibles de Greenpeace tienen como objetivo ayudar a los consumidores a elegir los peces que son capturados con métodos amigables con el medio marino y que no están gravemente en peligro de extinción.

LEE: Favor de no comer animales marinos inmortales.

El informe apunta a una serie de factores que contribuyen a la disminución de peces y al deterioro de los océanos. Está el cambio climático, que puede calentar los océanos y dar lugar a la acidificación que puede matar importantes hábitats como los arrecifes de coral, que un estudio proyecta que podrían desaparecer para 2050 al ritmo actual. También está la degradación y la contaminación de las costas. Ocho millones de toneladas de residuos plásticos se vierten en el océano cada año, y, de acuerdo con un estudio, se espera que esa cantidad se duplique para 2025, lo cual es un problema para aquellos que esperan frenar el crecimiento de la Great Pacific Garbage Patch. Un estudio descubrió que una cuarta parte de todo el pescado que se vende contiene basura creada por los seres humanos.

Pero el mayor problema para las poblaciones de peces es la sobrepesca, con el 29 por ciento de las pesquerías sobreexplotadas y el 61 por ciento totalmente explotadas, dice el informe. La pesca ilegal es también una gran preocupación, sobre todo en los países en desarrollo del Océano Austral, lo que representa entre el 12 y el 28 por ciento de la captura mundial de pesca y un estimado de $23 mil millones de dólares al año. Las técnicas de pesca, como el palangre y el arrastre, que dan lugar a la captura incidental (peces u otras especies capturadas involuntariamente) son particularmente problemáticas, y el informe cita un estudio de 2005 que estima que hay 7.3 millones de toneladas de capturas incidentales anualmente. El WWF dice que eso incluye a 300 mil ballenas, delfines y marsopas que mueren enredados en las redes de pesca.

seafood1

Hay también víctimas menos obvias. El estudio descubrió que se ha perdido un tercio de sus pastos marinos, y la deforestación de los manglares está rebasando de tres a cinco veces la tasa promedio de deforestación en tierra. Estos son hábitats y zonas de desove importantes, por no mencionar que son amortiguadores costeros.

Y piensa en el pepino de mar, un artículo de lujo en Asia, que ha sido cultivado con fuerza desde principios de 1980. El informe destaca el caso de las Islas Galápagos, donde abrió la primera pesquería legal de pepino de mar en 1993 y donde en 2004 la población de pepinos de mar había disminuido en un 98 por ciento.

LEE: ¿Cómo se ve el futuro de la comida?

Es innegable que estamos comiendo más pescado en estos días, el doble de la cantidad per cápita en comparación con el consumo de pescado en la década de 1960. Y con la población mundial proyectada a crecer a más de 9 mil millones este siglo, los peces seguirán siendo una fuente importante de proteínas para la gente de todo el mundo, por no mencionar que seguirán siendo el centro de una industria que emplea a millones de personas.

Pero no todo es pesimismo, el WWF señala, como formas de cambiar el rumbo, mejorar las técnicas de pesca que eliminen las capturas incidentales, reducir las emisiones de carbono y una mejor regulación de la pesca. Otros esfuerzos incluyen alimentar a los peces de piscifactoría con peces vegetarianos y un llamado a comer peces de la parte inferior de la cadena alimentaria para darle a las poblaciones de peces más grandes la oportunidad de recuperarse. En los Estados Unidos, la NOAA informó que la pesca excesiva y el número de poblaciones sobreexplotadas llegó a su punto más bajo el año pasado. Una razón más para comprar localmente.