Cada vez hay más tormentas en los océanos

"Si la situación continúa en el futuro, dichos cambios en nuestro clima tendrán un impacto importante"
1.5.19
Un barco durante una tormenta oceánica. De archivo: Shutterstock
Barco en tormenta sobre océano. Imagen: Shutterstock 

Artículo publicado originalmente por Motherboard Estados Unidos.

Desde 1985, cada vez hay más tormentas en los océanos, según un estudio publicado el jueves en Science. En los lugares más extremos, la velocidad del viento y la altura de las olas han aumentado entre un 5 y 8 por ciento.

Si esta tendencia continúa, podría exacerbar los efectos del aumento del nivel del mar, incluidas las inundaciones que dañan a las comunidades costeras y los ecosistemas naturales.

Publicidad

El estudio, escrito por Ian Young y Agustín Ribal, profesores del departamento de ingeniería de infraestructura de la Universidad de Melbourne, analizó los datos de viento y olas de 31 satélites y 80 boyas oceánicas.

El equipo descubrió que, en promedio, los vientos y las olas se han hecho más fuertes, en todo el mundo. El fenómeno está más presente en el Océano Austral, que se ha vuelto 8 por ciento más ventoso y 5 por ciento más propenso a producir olas extremas que hace 33 años.

"Si bien los aumentos del 5 y 8 por ciento podrían no parecer mucho, si la situación continúa en el futuro, dichos cambios en nuestro clima tendrán un impacto importante", dijo Young en un comunicado. "Estos cambios tienen impactos que se sienten en todo el mundo".

Los autores dijeron que el papel que está jugando el cambio climático en esta tendencia aún no está claro, porque las interacciones entre los océanos, la atmósfera y el clima global son muy complejas. Es posible que los mares se estén volviendo más tormentosos debido al calentamiento de las temperaturas y que éstas condiciones contribuyan a los fenómenos meteorológicos extremos.

"Las estimaciones de los futuros estados oceánicos del viento y las olas, son elementos importantes de las proyecciones del nivel total del mar", dijeron los autores en el documento.

Durante siglos, los marineros han contado historias de olas anormales y huracanes en el agua. Ahora parece que los océanos se perfilan para un futuro aún más tormentoso, y que afectará cada vez más a las comunidades costeras además de los marinos.