Zanahorias rostizadas con aguacate, cilantro y limón

Rostizar las zanahorias libera su dulzura, y aderezarlas con aguacate, cilantro y limón, las hace aún más sabrosas.
12.5.16

Porciones: 4

Preparación: 10 minutos

Total: 1 hora

Ingredientes

8-10 zanahorias grandes, bien limpias (pélalas si están muy llenas de tierra) y rebánalas en cortes diagonales de 1.3 cm de grosor

3 cucharadas de aceite de oliva extravirgen, además de un poco más para aderezar

1 cucharadita de semillas de hinojo

1 cucharadita de comino molido

1/2 cucharadita de chile triturado

sal y pimienta negra recién molida, al gusto

Publicidad

1 aguacate maduro, pelado, sin hueso, rebanado

el jugo de 1 limón

1 manojo de hojas de cilantro fresco

1 manojo de arúgula u otras hojas verdes como berros, espinaca, acelgas, etc. (opcional)

Direcciones

1. Calienta el horno a 200°C.

2. En una charola para hornear, coloca las zanahorias con el aceite de oliva, las semillas de hinojo, el comino, el chile, la sal y la pimienta.

3. Rostiza las zanahorias en el horno hasta que estén crujientes en los bordes, pero suaves en el medio, alrededor de 45 minutos. Cuando las zanahorias terminen de asarse, colócalas en una fuente para servir y distribuye por encima el aguacate rebanado y las hojas de cilantro. Adereza con aceite de oliva, una pizca de sal y el jugo de limón.

4. Si usas la arúgula (u otras hojas verdes), incorpórala con el aceite de oliva, la sal y la pimienta, y colócala encima de las zanahorias y el aguacate. Prepara por adelantado: Puedes rostizar las zanahorias antes de tiempo (estarán buenas durante una hora aproximadamente) y manténlas cubiertas dentro del horno caliente hasta que estés listo para servir.