Estos son los últimos koalas sin clamidia

La isla Canguro, frente a las costas del sur de Australia, puede ser el único lugar en la Tierra con una población de koalas libres de clamidia.
Koala con el hocico abierto
John Milner/SOPA Images/LightRocket vía Getty Images

Artículo publicado originalmente por VICE Estados Unidos.

La clamidia ha infectado a casi todas las poblaciones de koalas, amenazando la seguridad de toda la especie. Actualmente, puede que solo exista un lugar en la Tierra donde los koalas están a salvo de la enfermedad: la Isla Canguro, en Australia.

Si bien los koalas del norte de Australia se han visto afectados por la clamidia, los investigadores tenían la sospecha que las dos poblaciones más grandes del sur de Australia —la de la Isla Canguro y la de los Montes Lofty, en la parte continental— parecían menos afectadas. Si en verdad tienen buena salud, estas poblaciones podrían proporcionar esperanza para el futuro de las especies de koala.

Publicidad

Para probar esa teoría, los investigadores de la Universidad de Adelaide capturaron koalas del sur de Australia y los analizaron en busca del ADN de la bacteria Chlamydia pecorum.

Los 170 koalas de la Isla Canguro no tenían signos de infección por clamidia, detallaron los investigadores en un estudio publicado en Nature's Scientific Reports. Para estar seguros, los investigadores analizaron datos históricos de más de 13,000 koalas de la Isla Canguro durante un período de 22 años, sin encontrar signos de clamidia.

Sin embargo, en la población de los Montes Lofty, la bacteria de la clamidia todavía es común. Casi la mitad de los koalas de los 75 especímenes analizados presentaron la bacteria de la clamidia, pero solo el 4 por ciento tenía la enfermedad clínica.

Si bien la infección no siempre evoluciona en la enfermedad, parece que reduce seriamente la fertilidad de los koalas. Ninguna de las hembras reproductivamente activas de los Montes Lofty dio positivo en la prueba de clamidia, mientras que casi todas las hembras reproductivamente inactivas presentaron la infección.

La clamidia ha devastado a casi todas las poblaciones conocidas de koalas. La enfermedad, que se transmite por contacto sexual o de madre a cría, causa infertilidad generalizada, ceguera, neumonía, infecciones del tracto urinario y, en última instancia, puede ser mortal. En el norte de Australia, más del 20 por ciento de los koalas tienen clamidia y muchos son portadores de la infección.

Los investigadores no han podido combatir la propagación de esta enfermedad, ya que los koalas necesitan recibir antibióticos de los hospitales de vida silvestre. Debido a las tasas de infección tan altas, es casi imposible tratar a todos los koalas, además de que los antibióticos pueden alterar la función de los microbios especializados para digerir el eucalipto, según estudios anteriores.

A medida que más poblaciones disminuyen como resultado de las infecciones por clamidia, la población de la Isla Canguro podría ser invaluable como una población reproductora. Los koalas están clasificados como "vulnerables" en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Esta última gran población libre de clamidia podría ser la mejor esperanza que tienen los koalas para recuperarse.