FYI.

This story is over 5 years old.

CANÍBALES: Satanás se droga en secreto con su rocanrol

Jesús Caníbal nos contó cómo han logrado sobrevivir tanto tiempo dentro de la escena musical, la nueva disquera con la que están trabajando y la esencia demoniaca de su rocanrol.

Foto por Hugo <> Muñoz

Algunos fans del rock te dirán el choro de siempre: que ya nadie hace llorar a una guitarra, que ya no hay riffs retro que te hagan sacar un porro y viajarte. La neta es que no están muy lejos de la realidad, los sintetizadores y el pop acapararo. Pero hay que buscarle. Aún hay rock chido que se hace con huevos. Guadalajara, una ciudad en la que afortunadamente el Papa Francisco no visitó, presume a Caníbales, quienes hacen música con la que Satanás se droga en secreto.

Publicidad

La agrupación está conformada por Jesús Caníbal es el que se encarga de la guitarra y las voces, Hernán Descortez (mejor conocido como "Serpiente") quien pone el bajo y Daniel Sahagún, el que le pega a los cueros. Todos ellos, al tocar en vivo, se clavan en un rock duro y puro. Con solo tres integrandes, Caníbales son expertos en hacer sudar. Su arma secreta es ese ritual de riffs alucinantes que llevan arrojando desde hace 11 años.

Su último disco Bajo La Influencia, resume la vida que toda banda quisiera tener: rock, fiesta, mujeres. Lo inusual para quienes todavía le pegan a las guitarras, gritos y tamborazos. Hablamos con Jesús para que nos platicara cómo han logrado sobrevivir tanto tiempo dentro de la escena musical, la nueva disquera con la que están trabajando y la esencia demoniaca de su rocanrol.

NOISEY: ¿De qué va Caníbales?, ¿a qué le tiran con su música?
Jesús Caníbal: Tocamos rocanrol crudo y sucio, no nos gustan las etiquetas. Hacemos rolas sencillas que la gente pueda recordar y cantar, por eso escribimos en español.

En los 11 años que llevan, ¿qué han tenido que hacer, dentro y fuera de la banda, para mantenerla viva, tocando, etc?
Mantener viva una banda es de las cosas más difíciles que hay. Realmente tienes que amar lo que haces. Todos nosotros seguimos teniendo un trabajo para poder pagar las rentas y el tiempo que nos queda libre lo aprovechamos al máximo para seguir creando música. Hemos cambiado de baterista cuatro veces y una vez nos peleamos, y estuvimos a punto de dejar atrás la banda, pero al final resolvimos nuestros pedos.

Publicidad

¿Sienten que luego de 11 años, su música se ha dado a conocer en otros estados?, ¿podrían decir que hay interés por irlos a ver?
El año pasado hicimos una pequeña gira y fuimos por primera vez a Monterrey y a la Ciudad de México y nos dimos cuenta de que sí hay gente que nos conoce fuera de Guadalajara. En las tocadas había personas cantando nuestras canciones, echando desmadre y pidiéndonos rolas. Fue muy grato para nosotros.

Cuando fueron a tocar a Monterrey en el Nodriza Estudio, dijeron que ahí sí había escena de rock. ¿Qué los hizo pensar eso?, ¿por qué es tan diferente a la escena de Guadalajara o del DF?
De entrada la producción en Nodriza Estudio fue impecable. Jamás habíamos estado en un toquín con bandas independientes donde nada fallara y que sonara tan bien incluso en los monitores. Además de esto la puntualidad y la entrega del público así como la calidad y profesionalismo de las bandas, nos hicieron sentir como si estuviéramos en la meca del rock en México. A eso nos referíamos.

¿Aún vale la pena aventarse un viaje, gastar lana de tu propio bolsillo para irte a otra ciudad a tocar?, ¿hay resultados?
Como en cualquier otra empresa, en el rocanrol, tienes que invertir tiempo, dinero y esfuerzo si quieres llegar a algún lado. Muchas veces llegas a una tocada en la que no hay más de cinco personas y lo único que puedes hacer es dar lo mejor de ti y esperar que esas mismas cinco personas le cuenten a sus amigos acerca de la banda. Si hiciste bien tu trabajo es muy probable que la próxima vez que vayas a esa ciudad no sean cinco, sino 10 o 20 personas las que asistan.

Publicidad

Está padre alternar con otros grupos y apoyarse entre sí, ¿pero creen que se hace rock chido en México? Y me refiero al rock de verdad, el de los riffs, el doble bombo, el que te hace alucinar.
Son pocas las bandas que le apuestan al rocanrol y aun menos las que se aventuran a escribir en español. Es más fácil ponerte a tocar lo que está de moda. Aun así hemos conocido a bandas muy buenas.

¿Por qué es que este tipo de rock aquí en México, no termina de jalar?
La mayoría de estas bandas no aparecen en los medios masivos de comunicación y mantienen un perfil bajo. Es parte de la contracultura del rocanrol que se abre paso a chingadazos y no espera favores de nadie.

¿Cuál creen que sea su mayor logro como banda? E igual, ¿cuál fue la mayor frustración para Caníbales?
Cada uno de nuestros discos ha sido un logro, pero de las frustraciones ya ni me acuerdo. Estamos viviendo un momento en el que estamos seguros de quienes somos y hacia donde vamos.

Están con una disquera independiente: Self Destructo Records. ¿Cómo es la relación con ellos?, ¿qué beneficios tienen al estar con una disquera de este tipo luego de haber sido independientes por mucho tiempo?
Estar con Self Destructo Records nos ha abierto las puertas a muchas cosas. Por ejemplo, con la distribución de nuestros discos en Estados Unidos y Europa. Sobre cosas más recientes, la edición de Bajo La Influencia en vinilo de 12 pulgadas, además de la oportunidad de conocer a otras bandas como nosotros que le están apostando todo al rocanrol en diferentes partes del mundo.

Nuestra relación con Self Destructo Records se dio de una manera natural y además de trabajar juntos hemos desarrollado una buena amistad con ellos. Años antes estuvimos buscando disquera pero nadie parecía interesarse en lo que hacíamos. Así que creo que es algo que se da cuando se tiene que dar, solo es cuestión de tener paciencia.