Noticias

Los mototaxistas de Chimalhuacán

A falta de trabajo, algunos jóvenes en el Estado de México han comenzado a autoemplearse y han acudido a los mototaxis.
29.3.16

Faltaban pocos minutos para las seis de la tarde cuando el teniente Bahena, acompañado de tres patrullas tipo pick-up de la policía municipal, rodearon a seis mototaxis y sus respectivos operadores que esperaban cargar pasaje en la base Casitas, ubicada en la zona conocida como La Loba, en Chimalhuacán, Estado de México

Era uno de estos días Santos en que todo transcurre en calma cuando el uniformado bajó de su patrulla, inspeccionó las unidades y luego se acercó a los mototaxistas para hablar con ellos. Después de unos minutos, ordenó a uno de sus subordinados "aplicar un 21 al de la gorra", y sin la oposición de ninguno de sus valedores, el joven fue subido a la patrulla por fumar mariguana.


Relacionados: Fuimos a Santo Domingo a que nos sacaran un título universitario falso


"La ciudadanía se queja porque los mototaxistas les roban, que los mototaxistas son un problema aquí, que en la colonia Acuitlapilco un mototaxista quiso violar a una muchacha. Ante ese tipo de situación mi jefe me pide resultados y las acciones que ahorita estoy realizando son para que los mototaxistas de alguna manera se regularicen.

De acuerdo con lo que dijo el oficial, a los mototaxistas se les pide que obedezcan los señalamientos de tránsito, que no circulen por las vías primarias y lo hagan por las vías alternas que se les ofrecieron, que todos porten a la vista en su moto y en su calandria un logotipo de su base y su numero económico. "Ésa es la finalidad para que no nos den elementos para estarlos infraccionando, nuestra intención tampoco es ejercer molestia, al contrario, queremos que esto tenga un orden", aseguró.

Al promulgarse la Ley de Movilidad del Estado de México, en septiembre pasado, el mototaxi quedó prohibido como un vehículo para el transporte de pasajeros. Son ilegales, pero a decir del subsecretario de Movilidad de la entidad, Jorge Arredondo Guillén, se estima que el servicio de mototaxis se ofrece en 50 de los 125 municipios del estado, principalmente en los más pobres.

"En Chimalhuacán, concretamente, deben haber más de 2 mil 500 mototaxis, auspiciados por organizaciones populares y organizaciones que emanan del ayuntamiento indebidamente. Los municipios no tienen facultades para otorgar ni un solo permiso de ninguna sola autorización de bases, lo hacen porque cobran los espacios" subraya el funcionario.

Publicidad

***

El Güero, el Santos y el Paco se comprometieron —"de dientes para afuera", según el oficial— a cumplir con las órdenes de la policía municipal, pero saben que en realidad seguirán tolerados por el municipio y cobijados bajo el manto de su organización: el Movimiento Antorchista.

"Vino a darnos unas explicaciones para que no nos estén parando: debemos tener la alineación, el casco, la tarjeta de circulación y las placas", explica con cierto hartazgo, José Roberto, a quien apodan El Güero.

Cuando le pregunto si ellos cumplen con todo, dice que no. "No todos, por eso trabajamos en organizaciones. Nosotros estamos con Antorcha", cuenta. "Al chavo de gorra se lo llevaron por fumar mota. Esta base es una de las más reglamentarias. Casi no ves chavos así aquí porque nosotros mismos nos encargamos de decirles: '¿sabes qué? Avánzale porque nosotros estamos trabajando'. La mayoría de aquí somos dueños".


Relacionados: Consejos para no cagarla en tu entrevista de trabajo


El Güero, de 33 años de edad, tiene dos hijos pequeños y aunque preferiría trabajar como mesero, desde hace cinco años se gana la vida manejando el mototaxi en jornadas de diez horas diarias.

"Es muy difícil encontrar empleo, está muy escaso, pero aquí encontramos un círculo de trabajo. Casi todos los de aquí son personas que no tienen más que la secundaria, por eso se nos dificulta encontrar un trabajo, no sé, en Elektra, por ejemplo, porque ya para todo te piden la preparatoria y por eso muchas personas se dedican a esto del mototaxi", platica.

Publicidad

Las tarifas son por persona y por distancia. El costo mínimo por viaje es de diez pesos y la cantidad de viajes por día puede variar. "Hago como 30 viajes diarios y saco de 300 a 350 pesos por día. De eso, entre 50 y 80 pesos son para gasolina, lo demás como lo vaya pidiendo la moto: que parches, soldaduras, cámaras o llantas", cuenta.

Ante la escasez de empleo, El Güero comenzó a trabajar el mototaxi de un amigo y después consiguió facilidades para comprarse una moto usada en 14 mil pesos, y otro tanto para añadirle la calandria, donde —apretados— caben hasta cuatro pasajeros.

"Las estructuras tubulares ya están hechas, ya hay mucha gente que te vende la calandria. Nueva te sale como en tres mil o cuatro mil pesos, más el forrado. Tú mismo la forras, lo vas aprendiendo, lo haces con lonas, con hules", dice El Güero.

Para comenzar a trabajar con el Movimiento Antorchista hay que dar una cuota. "Pagamos 35 pesos a la semana. Con eso tenemos el apoyo de ellos como organización. Que si algún día tienes un accidente ellos vienen y nos apoyan. Para nosotros Antorcha es nuestro seguro, para cualquier cosa ellos nos ayudan y tienen otros beneficios, como hospitales, escuelas para los jóvenes, o sea, sí es un apoyo grande para nosotros, la verdad", asegura.

A cambio del respaldo que la organización ofrece, los mototaxistas —además de la cuota— tienen que apoyarlos,. "Vamos a las juntas y a las marchas. Bueno, a nosotros ya casi no nos toca porque ya somos viejos en la organización, pero la gente nueva es la que tiene que ir. La última fue el año pasado, cuando fuimos para el Estadio Azteca".

Si las estimaciones de la Secretaría de Movilidad del Estado de México indican que en Chimalhuacán existen alrededor de 2 mil 500 mototaxistas, entonces, uno de cada tres pertenecen al Movimiento Antorchista.

Isabel Espinoza, líder de los mototaxistas de la Unión de Trasportistas del Oriente Mexiquense Ilhuilcamina (Utomi), que pertenece al Movimiento Antorchista, calcula que en dicho municipio existen al menos 30 organizaciones que agrupan a un numero diverso de mototaxis. La que ella dirige tiene presencia en más de 30 colonias y barrios de ese municipio.

Publicidad

"Nosotros tenemos aproximadamente una masa de 800 mototaxistas. Debido al enorme crecimiento del desempleo, la gente ha buscado una manera de autoemplearse y ha acudido al mototaxi. El problema está en la carencia de las fuentes de trabajo, la gente no tiene ingresos, no tiene salarios y por eso ha proliferado tantísimo este oficio", dice en entrevista.

Los mototaxistas son usualmente jóvenes, incluso menores de edad, explica amablemente la líder, y destaca que "es un servicio muy local, ya que los transportistas se dedican principalmente a trasladar señoras al mercado, estudiantes a las escuelas o a la gente de un mismo barrio o colonia".

Pero se exalta cuando le pregunto la frecuencia con que a estos transportistas se les ve drogados o manejando a exceso de velocidad.

"No, no, no, no, perdóneme. ¿Qué pasó? No, no, no, eso es falso y totalmente falso. Hay uno que otro que sí usa sustancias enervantes, lo clásico en este gremio es fumar por ahí alguna mariguana o inhalar algún solvente, pero no, no es la generalidad.

"Evidentemente, hay algunos muchachitos que tienen mucha energía, son adolescentes, son jóvenes y les gusta correr un poquito más en el mototaxi, pero también hay gente mas recatada, la gente adulta que va más calculadora en el servicio. Pero yo quiero decir que a los muchachos hay que conocerlos, porque cuando uno los conoce llegamos a su parte espiritual, y para mí son unas excelentes personas", asegura.


Relacionados: Conoce a los prostitutos de la colonia Juárez


Si bien, los mototaxistas son una fuerza de presión, también representan una fuente de ingresos. Si cada uno de los 800 agremiados otorga cuotas de 35 pesos cada ocho días, suman 28 mil pesos semanales y 112 mil pesos al mes; lo que significa 1 millón 344 mil pesos en cuotas al año que recibe la organización y que no son suficientes para brindar un seguro a sus afiliados, pero sí para hacer gestión, indica Isabel.

"Lamentablemente las cuotas que aportan son muy exiguas, de tal manera que no abarca para mantener un seguro médico. Nosotros lo que hacemos es que acudimos a las instancias, hacemos gestiones ya sea a la Dirección de Salud, ya sea al Hospital 90 Camas, incluso hasta para sus mismos familiares en el Hospital Materno-Infantil, solicitando atención medica, haciendo uso del Seguro Popular, haciendo colectas entre nosotros para solventar gastos que de repente no se cuenta con un dinero suficiente para algo que requiera una inversión superior", detalló.

Publicidad

Aunque se trata de una actividad prohibida por el gobierno mexiquense, la organización gestiona ante el ayuntamiento "los permisos" de uso de suelo, para instalar las bases de mototaxistas. Isabel Espinoza reconoce que las autorizaciones tendría que otorgarlas la Secretaría de Movilidad, pero aún no está normado, dice.

En las leyes secundarias de la Ley de Movilidad, el gobierno encabezado por el gobernador Eruviel Ávila, impulsa la desaparición de los mototaxistas. Su plan prevé transitar de las motos, a un sistema de transporte ecológico de bicitaxis. Además busca terminar con las organizaciones de transportistas como la que encabeza Isabel.

"La ley de movilidad establece que para hacer uso de transporte público deben de convertirse todas las organizaciones en empresas, sociedades mercantiles que permitan tener un control, un consejo administrativo, y que en el caso concreto del mototaxi no estén al arbitrio de coyotes, líderes que regentean a los muchachos, que les dan la posibilidad de darse una vueltas —como ellos les llaman—, para bajar, subir y mover gente y que muchos de ellos terminan en la tlapalería comprando su cemento y haciendo sus monas", expresa tajante el subsecretario de Movilidad, Jorge Arredondo.

Cuando comenté con Isabel Espinoza, líder de los mototaxistas, los planes del gobierno del estado de sustituir el engranaje que representa su organización de mototaxistas, por el sistema ecotaxi, echó una carcajada y apuntó: "es como si quisiera ahorita que vivimos en el sistema capitalista, remontarnos al feudalismo o remontarnos al esclavismo, ¿eso cuándo se ha visto?"

"Con todo respeto, el subsecretario de Movilidad está equivocado. Cierto es que no está legislado, pero lo que está legislado, tampoco se cubre, ahí en la Constitución Política se dice que tenemos derecho al trabajo, que tenemos derecho a la vivienda, que tenemos derecho a la salud; sí, tenemos muchos derechos, y la realidad es simplemente que si no tienes dinero, no tienes derecho a nada".