Drogas

Así ha sido el consumo de alcohol, cannabis, coca y benzodiazepinas durante la pandemia

Los hallazgos preliminares del estudio sobre Covid-19 de la Encuesta Mundial de Drogas demuestran algunas tendencias inquietantes y otras esperanzadoras.
OA
ilustración de Owain Anderson
ÁG
traducido por Álvaro García
11 Junio 2020, 8:47pm
Ilustración de una persona que consumió Xanax

Artículo publicado originalmente por VICE Reino Unido.

Nuevos datos de la Encuesta Mundial de Drogas (Global Drug Survey) revelan los hábitos de consumo de drogas y alcohol del planeta durante las primeras semanas de la cuarentena.

Este período objetivamente desconcertante ha estado marcado por historias de incrementos en la venta minorista de alcohol, un aumento de las transacciones de cannabis en la darknet y un "diluvio" de cocaína recorriendo Europa. Junto con la investigación que sugiere que las personas con trastornos de adicción enfrentan un mayor riesgo durante la pandemia de Covid-19, el mundo comenzó a lucir como un lugar sombrío para los aficionados al alcohol y los narcóticos.

Por fortuna, las estadísticas de la encuesta revelan que si bien muchas personas han aumentado su consumo, otras han aprovechado la oportunidad para controlar sus vicios y ya están disfrutando sus relucientes opciones de vida durante la cuarentena. A continuación les presentamos un resumen de los resultados provisionales —obtenidos de una muestra de alrededor de 40.000 personas— que serán publicados en su totalidad a principios de julio.

La Encuesta Global sobre Drogas es anónima y está abierta hasta el 20 de junio. Participa aquí.

ALCOHOL

Los hallazgos iniciales del reporte muestran algunas señales alarmantes: el 31,4 por ciento de los encuestados globales informó haber bebido más temprano en el día, el 30,5 por ciento ha aumentado la cantidad de días en los que bebe y el 13,5 por ciento ha reportado un "gran" incremento. El 16,2 por ciento también ha aumentado los días que toma cinco bebidas o más, con un 7,2 por ciento indicando que sus días de beber sin parar han aumentado sustancialmente. Las razones más comunes para un mayor consumo de alcohol son —como era de esperarse en un período durante el cual la mayoría del planeta se ha mantenido confinada, a menudo de forma aislada— más tiempo para beber y una acumulación de aburrimiento.

Pero también hay algunos efectos positivos y abundan soluciones para nuestro consumo colectivo de bebidas alcohólicas. Tomemos como ejemplo al Reino Unido: si bien su reputación como paraíso alcohólico sigue manteniéndose firme, con una ubicación en los tres primeros países por cada parámetro relacionado con el alcohol, el 27,7 por ciento de 1.100 encuestados redujo sus días de consumo de alcohol, mientras que el 35,9 por ciento redujo su consumo excesivo. El 61,3 por ciento reportó posteriormente un efecto financiero positivo (que no es sorprendente en un país donde cobran 23 dólares por una pinta de cerveza) y el 46,7 por ciento experimentó una mejor salud física.

"En las redes sociales ha habido mucha normalización del consumo de alcohol durante la cuarentena. La percepción puede ser que todo mundo lo está haciendo", dice Adam Winstock, fundador de la GDS. "Pero no es el caso. No tienes que seguir al rebaño".

Es un mensaje particularmente digno de atención para el 39,4 por ciento de los bebedores del Reino Unido (25,3 por ciento a nivel mundial) que han bebido para calmar su ansiedad francamente comprensible. "El alcohol es una forma terrible de controlar la ansiedad, particularmente el consumo excesivo", aclara Winstock, quien también sugiere que cualquiera que desee modificar o analizar su consumo de alcohol debe descargar la app Drinks Meter.

CANNABIS

Doce mil personas respondieron a las preguntas de la GDS sobre cannabis. El 40,9 por ciento reportó un mayor uso de productos que contienen THC durante la cuarentena. De estos, Australia mostró el mayor salto entre quienes han reportado un gran aumento: 25,9 por ciento, seguido por Reino Unido (22,7) y Dinamarca (21,4). Las razones más comunes para el consumo fueron tener tiempo de sobra y hastío por el confinamiento.

"Ha subido el consumo de drogas que puedes obtener de manera fácil y que se usan con mayor frecuencia en solitario", dice Winstock. Si bien reconoce el atractivo de la marihuana si estás aburrido en casa, debes tener precaución con respecto a su efecto potencial en tus pulmones cuando la fumas con tabaco. La GDS de 2017 encontró que hasta el 90 por ciento de los europeos lo hacen: "No quieres nada que perjudique tu función respiratoria en estos momentos. Consigue un vaporizador o compra algunas galletas".

cocaine lines

COCAÍNA Y MDMA

De las 5.000 personas encuestadas sobre cocaína a nivel global, el 39,4 por ciento disminuyó su consumo, el 12,7 por ciento lo incrementó y el 45,6 por ciento lo mantuvo igual. Un hecho alentador es que Reino Unido —donde Bristol y Londres son las "capitales de la cocaína" de Europa— registró el mayor número de encuestados que redujo su consumo en gran medida: 37,1 por ciento.

Los cifras globales de MDMA son prácticamente las mismas que las de la cocaína: 41,6 por ciento, 12,7 por ciento y 45,6 por ciento, respectivamente. Además de sugerir que no se ha producido una sequía de drogas, la reducción en el uso muestra cuán importantes son los amigos y el entorno para las llamadas drogas festivas: las principales razones para reducir el consumo de ambas fueron "menos ocasiones para consumir el narcótico" y "menos contacto con las personas con las que consumo la sustancia".

"Por datos anteriores sabemos que la mayoría de las personas que toman estas drogas lo hacen de diez a 15 veces al año. Probablemente piensen: 'Si no puedo ir al bar con mis amigos y meterme un par de líneas, o ir al club y tomar una pastilla, entonces no me voy a molestar en hacerlo", dice Winstock.

BENZODIAZEPINAS

A nivel mundial, 2.000 personas respondieron sobre el consumo de benzodiazepinas. El 35,2 por ciento dijo que su uso había aumentado. Asimismo, Francia tuvo el mayor número de usuarios (16,1 por ciento) que reportaron un fuerte aumento en su consumo. A nivel mundial, el 63,2 por ciento dijo que su razón para tomar más fue una mayor sensación de ansiedad.

"Las benzodiazepinas significan muchas cosas para diferentes personas", explica Adam. "Su eficacia como estrategia a largo plazo para controlar la ansiedad no es buena, y el abuso y la dependencia son preocupaciones reales, en vista de que la abstinencia es prolongada y potencialmente mortal".

La Encuesta Global sobre Drogas es anónima y está abierta hasta el 20 de junio. Participa aquí.

@dhillierwrites