Publicidad
Food by VICE

Este 'queso humano' está hecho de bacterias de la piel de celebridades

Si alguna vez has querido comer queso hecho a partir de la piel de un chef, un escritor o un músico famoso, ¡ésta es tu oportunidad!

por Bettina Makalintal; traducido por Laura Castro
22 Mayo 2019, 8:00pm

Foto: Manny Rodriguez vía Getty Images; captura de pantalla vía MUNCHIES.

Artículo publicado originalmente por VICE Estados Unidos.

Según los arqueólogos, los seres humanos hemos estado fermentando durante al menos 9,200 años y, sin embargo, no todos están convencidos de ello. El proceso requiere bacterias, lo cual puede resultar en apariencias y olores raros, que harán que algunas personas salgan despavoridas. Aún así, se puede decir que los defensores de la fermentación han hecho un buen trabajo haciendo que la gente se interese en la magia de los microbios: la carne de res madurada en seco se encuentra en los menús de los restaurantes más distinguidos, y cada vez más personas disfrutan de los beneficios del sabor del queso de leche cruda.

Entonces, has conquistado la kombucha, e incluso tal vez has entrenado a tu nariz y paladar para aceptar la distintiva calidad fétida de los quesos curados de corteza lavada. Sin embargo, apostaría a que aún tienes algunos límites, y una nueva exhibición en el Museo Victoria & Albert de Londres está aquí para llevarlos al extremo. Una "audaz exposición" llamada "FOOD: Bigger than the Plate" [COMIDA: Más grande que el plato] exhibe no solo un inodoro hecho de estiércol de vaca y una botella de agua comestible, sino también un "queso humano". Este último está hecho, sí adivinaste, con bacterias humanas. Y no se trata de cualquier tipo de bacterias humanas, sino de bacterias de celebridades.

La mayoría de los quesos se elaboran con cultivos iniciadores, bacterias que cuajan la leche y, por lo regular, esos iniciadores provienen de diferentes tipos de cepas. Sin embargo, para los cinco "quesos humanos" del Museo V&A, las bacterias provinieron de algunas celebridades, de quienes tomaron muestras de su piel en nombre de la ciencia y del queso. Entre los donadores de bacterias está la repostera y escritora de alimentos Ruby Tandoh, el chef Heston Blumenthal y el músico Alex James de Blur, quien también es fabricante de quesos. (El rapero británico Professor Green y Suggs de la banda de ska Madness también contribuyeron). Es "como una selfie de celebridades en forma de queso", dice en el blog del museo.

El punto, dice el museo, es desafiar los "reparos y remilgos" de la gente y mejorar "nuestra apreciación del mundo microbiano". Dicho esto, según The Guardian, las muestras del chef Blumenthal provienen de su "área inguinal".

Se podría pensar que esta fue una iniciativa única, pero es tan solo la iteración más reciente de la idea del "queso humano". La versión del Museo V&A se inspiró en un proyecto de 2013 llamado "Selfmade", en el que las bacterias fueron extraídas del ombligo del escritor y periodista Michael Pollan y de las lágrimas del artista Olafur Eliasson. Esta extraña tendencia se ha extendido a otras áreas del mundo lácteo: una escritora de Motherboard, una vez usó bacterias vaginales para hacer yogurt, y sí, de verdad se comió ese yogurt.

Sin embargo, los quesos del museo actualmente no están disponibles para su consumo, pero están listos para la exhibición. Dicho esto, ¿has visto alguna vez cómo los sudorosos fabricantes de queso hunden sus antebrazos en los tanques de leche caliente? Tal vez todo el queso es queso humano, después de todo.