Pecetarianismo

¿Comer pescado es más ético que comer carne?

No comprendía por qué los vegetarianos que comen pescado piensan que no es tan malo matar peces como matar pollos o puercos. Después de investigar e ir de pesca, lo entendí.

por Lloyd Ellman
07 Enero 2016, 5:08pm

La marea está subiendo y la pequeña víctima de mi viaje de pesca me está observando mientras me decido a golpearla entre los ojos con un martillo.

La emocionante "Welfare of Farmed Fish at Slaughter", de la US Humane Society, dice que el "aturdimiento por percusión", es decir, golpearlo en la cabeza, "puede inducir insensibilidad inmediata e irreversible" y resulta en "menor dolor, estrés y sufrimiento indebido en el pescado". Es más fácil decirlo que hacerlo. Una perca es resbaladiza y sigue muy viva aún fuera del agua.

LEE: El océano contiene menos comida para nosotros que hace 50 años.

Estoy de viaje mancillando las arenas prístinas de Malibú para decidir si el pecetarianismo (una dieta vegetariana que sólo acepta al pescado como proteína animal) es algo más que sushi sin culpa. Todos conocemos al/la vegetariano/vegetariana que casualmente menciona que come pescado. Dejando la lógica de lado, es una mentalidad bastante común con argumentos basados en la ética, el ecologismo y la salud.

dried-up-lake-fish

Aquellos que argumentan su postura pro peces desde un punto de vista ético tienden a comenzar con la biología. Los cerebros de los peces son estructuralmente diferentes de las nuestros. Se ven como frijoles y carecen de neocórtex desarrollado el cual hace que los mamíferos (incluidos nosotros) sientan dolor. Los nociceptores, neuronas sensoriales que reaccionan a los daños corporales, son raros o están completamente ausentes en el pescado, especialmente en los depredadores de alto nivel como los tiburones. Si bien los cerebros de los peces reaccionan a las lesiones y daños en formas familiares, la experiencia es diferente de nuestra idea antropocéntrica del "dolor".

Cuando los investigadores de la University of Tromsø en Noruega electrocutaron al bacalao del Atlántico, encontraron que los estímulos eran "adversos al pez debido a la organización general de su sistema nervioso". El bacalao reaccionó con "movimientos de cola" y "frotamiento" (conductas que podríamos asociar con el dolor), pero reanudaron su comportamiento normal poco después.

LEE: Qué siente un pulpo cuando es comido vivo.

El sufrimiento, relacionado pero diferente al dolor, depende de un grado de conciencia de sí mismos que los peces probablemente no tienen. Es decir, un pez tendría que pensar: Esto es horrible, para poder experimentar sufrimiento, y la evidencia simplemente no existe. En lugar de eso, piensa en un pez como en una computadora que reacciona a una corriente constante de estímulos de maneras específicas.

En esencia, los peces son "otro". No son animales exactamente, no son conscientes de sí mismos, y son incapaces de sentir dolor. Es una discusión con raíces históricas: tanto el judaísmo como el catolicismo regulan a los peces aparte de la "carne" (es queso crema y salmón ahumado, no queso crema y carne asada). Al clasificarlos por separado de los otros animales, los pecetarianos argumentan que matar a un pez es más ético que matar, por ejemplo, a un pollo.

drunken-fish-final

El pescado es muy bueno para ti: en 2008, un artículo en el British Medical Journal declaró que "una dieta mediterránea se asocia con una mejora significativa en el estado de salud". Tradicionalmente, las dietas no reciben este tipo de respaldo por la clase médica, pero los investigadores determinaron que comer como Zorba el griego redujo la mortalidad, el cáncer y la enfermedad degenerativa del cerebro en casi un diez por ciento.

Hace doscientos años, en Cerdeña, esta dieta era un producto de la necesidad. Ahora es un camino hacia la pérdida de peso y el aplazamiento de la muerte. Janis Jibrin, autora de The Pescetarian Plan, escribe: "Come pescado y protegerás tu corazón... serás más inteligente y más feliz y, no es broma, tendrás una mejor vida sexual". Supuestamente la dieta puede ayudar a quienes sufren de disfunción eréctil.

"Los estadounidenses están en pleno proceso de epidemias gemelas de obesidad y diabetes tipo 2. La principal causa de estas enfermedades, así como de cáncer de colon y otros tipos de cáncer, es una dieta poco saludable... El pecetarianismo no sólo va muy avanzado en la prevención de estas enfermedades, sino que incluso las invierte", dice.

LEE: Esta buceadora maravillosa pesca y mata pulpos con sus dientes.

Tradicionalmente, la pesca era una alternativa a los abusos institucionales de la agricultura modernizada. La industria de carne estadounidense con su línea de ensamblaje y maximización de las ganancias es una tragedia impresionante para los animales, los trabajadores y los consumidores. El recorte constante para la eficiencia ha dado a luz al sistema altamente rentable y profundamente desagradable que conocemos y amamos.

También es una pesadilla para nuestro medio ambiente.

Las fotos de satélite de los corrales de engorde de vacas parecen océanos de mierda, porque lo son. La gestión de residuos es una idea incómoda de último momento para los propietarios; las piscinas de heces se extienden a los ecosistemas circundantes y las nubes de pedos de gas metano destructor del medio ambiente no reciben tratamiento.

PulpoGallego-2

Pero "el último alimento silvestre" de la naturaleza tiene sus propios problemas. La sobrepesca, responsable del agotamiento catastrófico de la totalidad de las poblaciones silvestres, es un no-tema público. El delicioso atún rojo en peligro de extinción razonablemente podría extinguirse durante nuestra vida, pero aún así es una industria de $220 millones de dólares. (Consejo: ve a la barra de sushi más elegante que puedas encontrar y pide el Bluefin Ōtoro, luego imagínate comiendo un rinoceronte blanco).

Los comedores de pescado con visión de futuro se dan cuenta de que la acuicultura es el camino del futuro. Hoy en día, el 50 por ciento de los peces del mundo se cría en granjas. Algunas son corrales descomunales en aguas abiertas, algunas son tubos de plástico en graneros de Iowa, algunas son ecosistemas fuertemente integrados y sustentables. La acuicultura es una industria naciente e imperfecta, pero los peces de cultivo son mejores para convertir cebo en carne que cualquier otro animal y será la fuente de proteína del futuro de la tierra.

LEE: El salmón genéticamente modificado ya ha sido aprobado.

Así, en la playa con un martillo en una mano y un pez muerto en la otra, estoy en conflicto: los peces están vivos, pero no como nosotros. Son diferentes a otros animales, pero no tan diferentes. Resuelven problemas en nuestro sistema alimentario y crean otros.

Pero nosotros los humanos, los occidentales específicamente, estamos más gordos que nunca y necesitamos una cura para nuestras dietas y enfermedades crónicas de mierda. Los peces pueden ayudar.