diez preguntas

Diez preguntas que siempre has querido hacerle a una persona con depresión

"Lloras por todo o por nada y todo se te hace complicado: levantarte, ducharte, ir a clase o al trabajo".

Ana Iris Simón

Imagen vía Patricia Olmo | VICE ES

Conocí a Eva porque un día vino a la redacción de VICE y la empecé a seguir en redes. La seguí por las razones por las que uno sigue normalmente a la gente, porque me llamó la atención cómo era fisicamente. Tenía la cabeza afeitada y tenía unos ojos muy grandes. Cuando vi sus stories me llamó también la atención cómo era por dentro. Eva tiene 21 años y tiene depresión. Y lo quiere contar.

Propuse entrevistarla el día que descubrí que usaba Instagram, que normalmente se usa para presumir la vida, para visibilizar su enfermedad. Puso un video en el que aparecía mirando a cámara y contando que mucha gente le decía que no le pasaba nada, que "solo era un mal día", que "no se medicara e hiciera yoga". Luego nos invitaba [a sus seguidores] a imaginar qué ocurriría si le dijéramos a un enfermo de cáncer que si se lo proponía se iba a curar.


Lea también:


Antes de entrevistarla le cuento que una persona que quiero mucho tuvo depresión y que, antes de que la diagnosticaran, me dio una definición de la enfermedad que nunca se me va a olvidar. "Sé que me pasa algo porque ni siquiera tengo ganas de hacerme la paja o de escuchar música".

Le pido que me dé su definición de la enfermedad que le diagnosticaron hace dos años, cuando se dio cuenta de que quizá que llorara tanto no era solo causa de que fuera una persona muy sensible. "Yo diría que tener depresión es como tener un hueco entre el pecho y el estómago que a veces hasta te duele. Y ese hueco se traga todo tipo de ganas que puedas tener, todo tipo de esperanza de que alguien te vaya a ayudar, de que alguien te vaya a comprender. Todo eso está ahí y se lo está tragando, y a ti te está doliendo literalmente. Yo hay veces que he sentido dolor físico", me dice.

Hablé con ella para conocer mejor lo que le ocurre y lo que le está ocurriendo cada vez a más jóvenes. O quizá sea solo que, como Eva, cada vez más jóvenes se atreven a luchar contra el estigma que conlleva una enfermedad que socialmente no es concebida como tal.

"Antes se me rompía un esfero y lloraba tres horas seguidas, ya he aprendido el proceso por el cual me ocurre esto, y a pararlo en el momento"

VICE: Hola, Eva. ¿Cómo reaccionaste cuando te diagnosticaron depresión? ¿Qué pensaste?
Eva: La verdad es que cuando me lo diagnosticaron, cuando fui al psiquiatra, ya me había tomado un tiempo para asumir que estaba enferma porque los tiempos de la sanidad pública española son eternos. Tuve un proceso de negación incluso antes de que el psiquiatra me dijera que estaba enferma, cuando pedí la cita.

Imagen vía Patricia Olmo | VICE ES

Pensaba, "¿cómo voy a estar yo enferma?, si lo único que estoy es triste, lo único que ocurre es que soy una persona muy sensible". Yo ya había ido al psicólogo anteriormente porque esto no me llegó de repente, llevo con depresión más de dos años aunque diagnosticada solo lleve dos. Pero lo dejé, algo que ahora pienso que estuvo mal, porque no me decían por qué estaba triste, no encontrábamos el origen de esta tristeza.

¿Cómo es la vida cotidiana de una persona con tu enfermedad?
Para mí depende de si me medico o no. Antes de ir al psiquiatra mi día a día era una mierda. Era llorar constantemente, todo se me hacía complicado: levantarme de la cama, ir a clase... Me sentía mal por todo o por nada. Sentía que le caía mal a la gente, que no tenía nadie con quien hablarlo... El día a día de una persona con depresión es jodido, por lo menos el mío.

Después de medicarme, todo empezó a fluir mejor. Antes se me rompía un esfero y lloraba tres horas seguidas, ya he aprendido el proceso por el cual me ocurre esto, y a pararlo en el momento. Aunque me medique, me siguen dando bajones, es algo doloroso pero con lo que tengo que aprender a convivir. Curarse la depresión no es como tomarse un remedio. Me ayuda muchísimo mi gato, Chicken. Parece una locura, pero el hecho de no estar tanto rato sola ayuda mucho.

Y, por ejemplo, ¿haces cosas de gente de tu edad como irte de fiesta o de viaje?
De fiesta no. No salgo porque no me gusta y porque realmente me provoca bastante ansiedad social, estar ahí con mucha gente. De viaje sí, me gusta muchísimo viajar, pero tengo que hacerlo con personas muy cercanas a mí, que entiendan lo que me pasa y sepan qué hacer si estoy mal. Eso es lo único distinto que tengo que hacer respecto al resto de gente cuando me voy de viaje. Que tengo que hacerlo con personas cercanas y afines y que entiendan mi situación, sí. Si no, puede ser horrible estar una semana en otro país con personas que no saben qué putas te pasa o que sean ofensivas cuando te ocurre algo así.

¿Afecta de alguna manera la depresión a tus relaciones sociales? ¿Cómo te relacionas con tus colegas y familia?
Para mí decir que soy una persona depresiva constituye un filtro para deshacerme de gente idiota, es tremendo y maravilloso.

Cuando digo "tengo depresión", si me dicen algo al respecto que me hiera digo "ya está" y veto a esa persona. Entonces, en ese sentido bien, pero porque realmente yo decido relacionarme con personas que entiendan lo que me pasa. Quiero personas en mi vida que sumen, que me ayuden, con las que pueda crear una red de cuidados, que es muy importante. Entonces, si no suman, adiós. Y con mi familia, bien. Al principio fue un poco duro porque no entendían que yo necesitara medicarme para estar bien, pero con el tiempo lo han entendido.

¿Y cómo es tener pareja?
Cuando tienes depresión tener pareja es muy jodido para ambos. Es jodido para tu pareja, pero es más jodido para ti que estás enfermo porque te sientes culpable de tener tu enfermedad, sientes que estás molestando a la otra persona... Te sientes realmente difícil de querer en todo tipo de relaciones, con amigos y, por supuesto, en pareja.

"Están los que te dicen que 'lo que te pasa es que tienes un mal día'...Pero llevo teniendo un mal día desde hace 17 años"

¿Puede estar contenta la gente con depresión?
Pues en mi caso, sí. Antes de medicarme podía y también puedo estarlo ahora, pero de una manera un poco extraña. De pronto estoy súper feliz por algo y pasa la más mínima bobada y se acabó. Entonces es el fin del mundo, el abismo.

¿Qué es lo que te pregunta la gente cuando les hablas de tu enfermedad?
Básicamente la gente no dice nada porque yo creo que se quedan un poco en shock. No saben qué decir, o les da miedo decir algo. Lo que sí que me ha pasado es que he empezado a hablar de la depresión y ha habido gente que me ha dicho "a mí me pasa lo mismo". Luego están los que te dicen que "lo que te pasa es que tienes un mal día" y que "malos días los tenemos todos"... Pero llevo teniendo un mal día desde hace 17 años.

¿Tienes que lidiar con muchos comentarios como estos, y con muchos clichés?
Sí. También están los del "no te mediques, haz yoga". A ver, si no me funciona un neurotransmisor, ¿de verdad tú crees que se me va a curar haciendo el perro que mira hacia abajo? La gente que no padece depresión se cree con el derecho tremendo a opinar sobre lo que tienes que hacer con tu enfermedad y lo que no.

¿Qué te parece la manera en que se representa la depresión en las ficciones, el cine o las series?
Insultante. Me parece que se romantiza la depresión de una manera muy seria. Se representa como si fuera algo glamuroso, "estoy triste un día pero viene mi novio y se me pasa y somos super felices", y no. Eso no es una representación de la depresión.

La depresión es que no te apetezca salir de la cama, la depresión es que no te quieras bañar, es que no quieras comer. Es que todo esté mal, y realmente las películas te lo ponen como si esto fuera entretenidísimo, como si fuera Crepúsculo. Podría decir que la única serie en la que he visto que se representa levemente mejor, muy levemente es Skins, pero a lo mejor me estoy metiendo en problemas.

¿Se cura la depresión, vivirás algún día sin ella?
No soy médica para saber eso. Sé que hay gente que se cura y sé que hay gente que toda la vida sigue enferma.

Este artículo apareció originalmente en VICE ES.

Más VICE
Canales de VICE