Salud

¿Qué tan útiles son los consejos para el cuidado propio?

La mayoría de las veces, las recomendaciones que encuentras en línea sobre cómo mantener tu salud física y mental no tienen una utilidad real.

por So Sad Today
05 Diciembre 2016, 1:00pm

Ilustraciones por Joel Benjamin.

Hay una palabra de moda que me molesta de sobremanera: el "cuidado propio" (o "autocuidado"). ¿Por qué me irrita tanto? Tal vez porque el término significa ahora algo que puede venderse, como muchas otras cosas que comienzan como un acto revolucionario. Lo siento, pero me parece innecesario que alguien me explique los pasos a seguir para hacer una aspiración relajante y profunda en un artículo en línea. La gente ha respirado durante siglos sin que un vendedor les diga por qué y cómo deben hacerlo. O tal vez es porque no soy buena haciendo cosas que nutren mi ser. A lo largo de mi vida, las cosas destructivas (como los opiáceos) siempre me han parecido bastante enriquecedoras. Es más, puedo convertir cualquier cosa, incluso la más estimulante como comer saludablemente en una adicción.

Pero parece que no le he dado al "movimiento" comercial del cuidado propio una oportunidad justa. Así que decidí investigar varios consejos de autocuidado que se encuentran en sitios web como Self-Compassion Project, Tiny Buddha, y Good Therapy, para ver si alguno podía cambiar mi vida.

1. Lleva una agenda o calendario para programar un "tiempo a solas"
Soy una persona solitaria. La mayor parte de mi vida es un "tiempo a solas". Si consigo más "tiempo a solas", probablemente me convertiré en una salvaje y olvidaré cómo hablar. En mi lista de tareas pendientes tengo anotado "hablar con un verdadero ser humano" como una meta diaria que no siempre puedo cumplir. Así que esto probablemente no es la mejor idea.


Relacionados: Cómo afectan las drogas a nuestra salud mental


2. Toma un baño largo y caliente
Hago esto todos los días, pero California está pasando por una sequía, por lo que es una decisión estúpida.

3. Hazte una manicura
Ok, definitivamente hago esto. Pero la idea de una manicura como cuidado propio es algo extraño, ya que con frecuencia significa que la persona que te hace la manicura tiene que soportar productos químicos tóxicos, pésimas condiciones de trabajo y muchas horas laborales. En otras palabras, sería practicar el autocuidado a expensas de otro ser humano.

4. Sáltate el café de la mañana y dona el dinero a la caridad de tu elección
El café me da ataques de pánico, así que no lo bebo.

5. Preocúpate menos por la báscula del baño u otro aparato que te haga sentir mal contigo mismo.
No me permiten tener una báscula en el baño porque destruiría mi vida.

6. Hazte una mascarilla relajante.
Tengo piel sensible e hipocondría. Si tengo que aplicarme algo en la cara durante 15 minutos que supuestamente me va a chupar las impurezas, purificarme o pelar mi piel, entraré en pánico por un posible sarpullido que nunca desaparecerá.

7. Acaricia a tu perro
Si tienes que leer un artículo en un blog para recordarte de acariciar a tu perro, probablemente no deberías tener una mascota.


Relacionados: No soy un monstruo, simplemente tengo una enfermedad mental


8. Felicítate por trabajar duro y hacer algo difícil
Sinceramente, me es difícil no trabajar duro. El trabajo es una manera perfecta de huir de uno mismo y de no tener sentimientos. Si acaso, tengo que felicitarme cuando no hago absolutamente nada.

9. Bebe mucha agua
A menos que tenga mucha sed, el agua me deprime. Me hace sentir que me estoy esforzando mucho por ser buena, o algo así.

10. Reflexiona sobre todo lo que tus antepasados tuvieron que soportar para que pudieras existir
Cuando imagino a qué se enfrentaron mis ancestros en los pueblos de Rusia para que yo pudiera tuitear aforismos concisos, me hace sentir como una mierda.

11. Sal a correr (o camina, dependiendo de tu salud física actual)
No me considero alguien que se ejercita compulsivamente, pero alguien probablemente lo pensaría. Realmente no me ejercito por salud. Lo hago porque tengo miedo de lo que me pasaría si me detengo. Al igual que ocurre con muchas de mis acciones, mi hábito de correr es sobre todo motivado por el miedo. Incluso hay un día a la semana en el que cumplo con la mayor parte de mi ejercicio al que yo llamo "Día de la dismorfia corporal". Así que para mí, no correr sería probablemente algo más cercano al "cuidado propio".

12. Toma una siesta rápida
Tomo siestas casi todos los días. La mayoría de las veces son como de tres horas.

13. Vístete bien y tómate nuevas fotos de perfil
Ésta es probablemente la peor idea de la historia. Cambiar mi imagen de perfil significa pasar el resto del día en línea, esperando que lleguen los likes y regañándome por dejar que la gente sepa que me importa qué piensen de mí.

14. Escucha un álbum que amabas cuando eras joven pero no has oído en mucho tiempo
Cuando escucho música que me hace sentir nostalgia por una versión idealizada de mi pasado, me lleno de una añoranza insaciable y me convenzo de que la única manera de aliviar ese anhelo es llamarle a un ex con quien no debería estar en contacto.


Relacionados: ¿Tener sexo casual deprime?


15. Haz algo que te gustaba hacer antes, independientemente de si eras bueno o no en eso
Las cosas que me gustaban, como meterme drogas, no puedo hacerlas más o probablemente moriré.

16. Di algo sobre ti que se resista a la autocrítica pero se sienta alentador
Cada vez que trato de no criticarme, me deprimo porque no puedo parar de hacerlo. Me marea.

17. Llama a tu mamá sólo para decirle hola
Para mí, el cuidado propio se trata de no llamarle a mi mamá.

18. Haz brownies y dáselos a un amigo, familiar o vecino
Esto sólo refuerza mi extraño trastorno/comportamiento alimentario de volver un fetiche los alimentos que no me permito comer, pero que veo a otras personas comer y les pregunto si es delicioso con la esperanza de que pueda probar la comida por ósmosis.

19. Conócete a ti mismo íntimamente
Si voy más adentro, entraré en coma.

20. Rodéate de cosas que te hagan sentir feliz
Tener sexo con personas con las que no debería me hace sentir feliz.


Relacionados: Drogarte desde morro sí te jode la cabeza


21. Por diversión, viste a tu mascota con un disfraz ridículo para hacer sonreír a los demás
Hice esto el día de Halloween, y luego me sentí culpable de que la gente fuera a pensar que yo era el tipo de persona que antropomorfiza y tortura a su mascota porque se ve bien, así que entré en una espiral de vergüenza.

22. Recuerda que con sólo un poco de cuidado propio todos los días, la depresión desaparecerá
Creo que finalmente descubrí qué es lo que más me molesta de la comercialización del cuidado propio: la idea de que si llevamos a cabo suficientes acciones relajantes no nos sentiremos atormentados por el horror de estar vivos. Esta es una expectativa jodida para cualquier persona deprimida, sin mencionar que además es una manera de hacer que sientas más vergüenza si los consejos no funcionan. La depresión es una enfermedad. Nadie le diría a una persona con cáncer que si sólo "inhala una aroma optimista" o "trata de tomarse las cosas con calma" va por buen camino para aliviarse. Así que dejemos que los pacientes deprimidos y nuestros médicos aborden la depresión y no los bloggers del cuidado propio.

Sigue a So Sad Today en Twitter.