Greg Palast

Publicidad
  • Bukowski me enseñó a no venirme en mi ombligo

    Fue una buena historia. La olvidé por completo hasta que la recordé 20 años más tarde cuando estaba teniendo mi crisis existencial número 12.

  • Cómo Bukowski me enseñó a no correrme en mi propio ombligo

    No logré entender este enigma hasta que murió.

  • Vaya con Dios, Hugo

    "Es un juego de ajedrez, Sr. Palast", me dijo Chávez, mientras me mostraba la larga y filosa espada de Simón Bolívar, el Gran Libertador. “Y yo soy un excelente ajedrecista”, aseguró.

  • Vaya con Dios, Hugo

    "Es un juego de ajedrez, Sr. Palast", me dijo Chávez, mientras me mostraba la larga y filosa espada de Simón Bolívar, el Gran Libertador. “Y yo soy un excelente ajedrecista”, aseguró.