MORA
Foto: Cortesía de prensa.

De producirle a Bad Bunny al reggaetón del futuro: hablamos con Mora

El productor y cantautor puertorriqueño es uno de los más relevantes de la nueva escuela del reggaetón y te contamos por qué.
13.4.21

Durante los últimos años, el papel de los productores musicales dentro del reggaetón ha ganado protagonismo. Si bien antes era más factible que únicamente los intérpretes de las canciones fueran conocidos a nivel comercial, hoy en día productores como Tainy, Sky Rompiendo, Fino como el Haze, Dímelo Flow, y Ovy On The Drums, por mencionar algunos, son reconocidos y alabados por su trabajo en las consolas de producción detrás de los más grandes hits de exponentes como J Balvin, Sech, Karol G y más.

Publicidad

Dentro del rubro, uno de los nombres más frescos es el de Mora. El cantautor y productor puertorriqueño se hizo conocido después de producirle dos canciones (“La Difícil” y “Solía”) a Bad Bunny para su exitoso álbum YHLQMDLG, además de colaborar vocalmente en el tema “Una vez”. Por si fuera poco, su relación con “El Conejo Malo” siguió avante con la inclusión de Mora como compositor en las canciones “Te mudaste” y “Dákiti” del reciente disco de Bad Bunny, El Último Tour del Mundo.

Y si bien su éxito como productor es fructífero, el de nombre Gabriel Armando Mora Quintero apostó a lanzar su carrera en solitario, también como intérprete. Su álbum debut llamado Primer día de clases fue publicado el pasado cinco de febrero y hablamos con él sobre este material.

VICE: Antes que todo felicidades por el éxito del Primer día de clases. ¿Cómo has sentido el recibimiento?

Mora: Estoy agradecido y bien feliz porque en verdad no me esperaba que fuese a ser así el apoyo. Uno está tanto tiempo en el estudio escuchando los mismos temas una y otra vez que los empieza a quemar y cuando llega el momento de salir dices: “¡Diablo, ¿les va a gustar o no?”. Estoy contento con todo lo que está pasando y agradecido, de verdad no me lo esperaba.

¿Es cierto que lo nombraste así porque te sientes un estudiante que va por primera vez a la escuela? En este caso, la escuela de la música.

Publicidad

No. En verdad le puse Primer día de clases por que es mi primer proyecto completo, de lleno. El último año estuve trabajando más con otra gente, ayudando en composiciones y en producciones, no estaba tan de lleno en lo mío. Soltaba música, pero no tan corrido y no tan en serio como ahora.

Muchxs artistas han dicho que el encierro ha estado sacando su creatividad al máximo. Cuéntanos si ya venías trabajando en el Primer día de clases desde antes de la pandemia o nació en el confinamiento.

Creo que la idea de sacar el disco empezó con la pandemia, porque vi la cantidad de música que la gente estaba consumiendo y eso era bueno, pero al mismo tiempo me asustaba un poco sacar el disco porque también hay tanta oferta que la gente escucha un disco y a la semana ya salen dos más, uno tiene que ser cuidadoso. Igual creo que la pandemia ayudó en parte a mi proceso creativo porque no tenía otra cosa que hacer. O sea era estar en el estudio y ya, no había más nada que hacer, no había distracciones, y por eso puse toda mi energía en el disco.

Y aunque ya tenías algunos sencillos en la calle, este es tu primer disco de larga duración. ¿Cómo combinaste el estar tanto en la producción como cantando tus canciones?

Soy una persona bien perfeccionista. Quizás cuando trabajaba y colaboraba con otra gente me gustaba darles mis ideas, me gustaba ayudar y aportar, pero a última hora el artista decide que es lo que se va a hacer y cómo se va a hacer, así que yo no tenía tanto control de la producción y de lo musical; sólo podía aportar ideas y creo que eso me dio el empujoncito a simplemente querer hacer mis cosas y poderlas hacerlas a mi manera y como yo quisiera sin tener que diferir.

Publicidad

Tienes invitados importantes en el álbum (Juliito, Lunay, Jhay Cortez, Omy de Oro, Mariah, Arcangel, y Farruko) y todos traen un aporte valioso al disco. ¿Cómo se te viene a la cabeza que estas personas tenían que formar parte de tu debut?

Si yo hago un tema y siento que en ese momento la persona que va en esa canción es Omy de Oro o Lunay, pues voy pa’ eso, es por lo que sienta, no se trata de “si voy a montar a tal persona porque así el tema va a coger más números”, si yo pienso que su voz y la forma en que esa persona interpreta y canta va a caer ahí en la canción y va a sumarle, voy a eso.

Soy una persona bien selectiva, así que los featuring son bien selectivos. Por ejemplo, en el de Omy o el de Juliito que es “La receta”, ellos son gente que salieron del freestyle de Puerto Rico y simplemente yo pude haber montado a otra persona que tuviera más auge que Omy o que Juliito, lo pude haber hecho ¿me entiendes?, pero sentí que ahí iban ellos. Igual con el tema de Mariah; cuando lo terminé sentí que le faltaba una voz femenina pa’ que fuera más un tema de hombre vs mujer en una misma canción. Cuando escojo los featuring es por cómo me sienta y y cómo sienta la música.

Sabemos de tu trabajo con Bad Bunny y aunque no colaboró en el disco, compartió que le encantó. ¿Qué te dijo sobre el material?

En verdad él me lleva apoyando desde el día uno. Mucha gente no sabe porque yo no soy una persona que está publicando las cosas y él mucho menos, pero él me ayudó mucho en mi disco. Me ayudó a escoger el tracklist, me ayudó a decirme: “mira aquí suena este aquí esto, a esta canción… a este otro hazle esto, le falta aunque sea una flautita, le falta algo”. Él me ayuda mucho en eso, en lo va que después la producción, y en organizar el disco, porque es una persona que ya sabe, ya tiene muchos discos en la calle. Y obviamente que él me este ayudando vale mucho porque no tiene por qué hacerlo, no es como si él generara algo de esto o tenga un porcentaje de mi carrera; todo lo que él está haciendo lo está haciendo de corazón y eso es mucho más importante.

Rosalía compartió una story recomendando “512”. Se nota que a tus colegas del medio les está gustando el disco. ¿A qué crees que se deba?

Pienso que la buena música siempre va a salir a la luz, con promoción o sin promoción. Siempre la buena música se va a ir por encima a la música “normal” o a la que simplemente le meten mucho dinero y se le mete a los oídos a todo el mundo. Si me ponen una mala canción en repetición 24 horas al día, obvio me la voy a aprender, pero no por eso significa que sea buena. Pienso que la buena música siempre sale a flote y eso para mí es lo más importante, que la gente que me quiera escuchar, la que me quiere dar las gracias o darme el apoyo por el disco, que lo haga por la música y no por una imagen que estoy intentado plasmar. 

Publicidad

El reggaetón, el dancehall, el trap… están en su punto más alto, por lo que hay demasiada oferta de esta música, ¿qué hace diferente tu propuesta de todo lo demás que hay en el mercado?

Cuando me toca hablar sobre mí… como que me trabo porque no me gusta hacerlo. Simplemente hago música para que la gente se identifique y la sienta más allá de los números. Solamente soy un tipo que le gusta hacer música y no estoy pendiente de que “si esto va a pegar” o “esto no va a pegar”, “esto va a hacer tantos números”, “esto no”. A última hora eso a mí no me importa, pero yo analizo también lo que la gente está escuchando y cómo se sienten. Obviamente que con la pandemia la gente no tiene la misma mentalidad de antes, así que también hay que evaluar eso.

¿Qué opinas de la frase que se ha soltado por allí acerca de que “el reggaetón está muriendo”?

Pienso que el reggaetón no está muriendo. Lo que pasa es que se sobresaturó y las canciones llegan un punto en el que si Benito no hacía un reggaetón o Jhay Cortez no hacía un reggaetón… sonaba muy a lo mismo, y con eso obviamente la gente va a venir a decir que “si el reggaetón se murió”, pero el reggaetón no ha muerto ni va a morir. Simplemente siempre habrá alguien que va a innovar y a tratar de buscar entre los mismos tonos y los mismos sonidos buscar hacer algo nuevo que no se haya hecho, y con este disco fue lo que yo traté de hacer, son las mismas baterías, puede que sean los mismos tonos y eso, pero traté de irme a que sonara diferente. Tengo muchos temas de reggaetón en el disco, pero si te fijas ninguno suena igual al otro, traté de que todos fuesen diferente al anterior y creo que eso también le da un aire fresco a mi disco.

Publicidad

¿Cómo suena la música del futuro?

Yo pienso que el reggaetón seguirá… seguirá habiendo trap, seguirá habiendo rap, simplemente los mismos productores se van a dar cuenta de que ya eso es lo mismo, ¿me entiendes? Van a buscar otra batería u otro tipo de sonidos para que sea un trap… pero, por ejemplo, ahora que llegó el drill, el drill es trap, ¿me entiendes?, simplemente que tiene otras baterías y los kits están en un tiempo y las percusiones en otro tiempo, pero sigue siendo trap como quiera. Siento que es lo mismo con el dancehall; el dancehall viene del reggaetón, simplemente que las baterías están puestas en orden diferente. Es cuestión de ver cómo van evolucionando y cómo los productores se van adaptando a un nuevo sonido, y los mismos artistas también, porque ¿de qué vale que los productores evolucionen y los artistas sigan queriendo elegir los mismos sonidos? Todo depende pero yo pienso que el reggaetón no va a morir realmente, lo veo bien difícil. 

Mora está en Instagram y en Twitter.

Para más música sigue a Noisey en Español: Twitter, Instagram y Facebook.