FYI.

This story is over 5 years old.

Platicamos con Steve Aoki sobre el remix que le hizo a Maná, y su futuro como cyborg

Aoki pasó de estar bastante metido en la escena del indie a convertirse en uno de los DJs de EDM más exitosos del mundo, pero su futuro ahora parece ser convertirse en un cyborg.
18.11.15

Fotos tomadas del Facebook de Steve Aoki

Steve Aoki es un bicho raro. De tener una banda de punk a finales de los 90, pasó a ser DJ e inmiscuirse en la escena indie, mezclando canciones de indie, hip hop y electro. Con el tiempo, sin embargo, fue cambiando su estilo, hasta lograr convertirse en uno de los DJs más exitosos del mundo, mezclando y produciendo EDM.

Parte de la popularidad de Aoki reside en que desde el inicio ha sabido venderse bien, haciendo cosas que nadie hacía en el momento y que creaban confusión y expectativa —como los pastelazos que avienta en sus shows desde hace años, y que con el tiempo se convirtieron más bien en un cliché de su acto en vivo— y documentando todo en el proceso, algo que empezó gracias a su amistad con Cobrasnake, quien en los dosmiles era quizá el fotógrafo de fiestas de la escena indie/hipster.

Publicidad

Hace unos meses, Aoki volvió a hacer lo impensable: el DJ anunció que había colaborado con Maná para remezclar su tema La Prisión, algo que sin duda sería exitoso por el nivel de popularidad de ambos actos, pero que a muchos otros les pareció repulsivo, y que en general significa, junto a la canción que hicieron juntos Cedric Gervais y Juanes, un cambio de paradigma, y la muestra de que un futuro lleno de remixes y colaboraciones de bandas de pop rock latino con DJs de EDM se avecina.

Aoki estuvo de visita hace unos días en México para presentar su Neon Future Experience al público mexicano, y aprovechó para ser el padrino del programa Descubre tu música —de Corona Music— en Guadalajara, donde se presentaron Apolo, Agrupación Cariño, Centavrvs, Dapuntobeat y Los Rumberos de Massachusetts. Todo un champurrado.

Estando ahí lo interceptamos, y pudimos platicar con él sobre ese infame remix, y de una vez sobre descubrir nuevas bandas y nueva música, y la posibilidad de que se convierta en un cyborg en el futuro. Lean aquí la plática que tuvimos con Steve en su visita, mientras escuchan de fondo el remix de “El sonidito” hecho por el mismo Aoki.

NOISEY: Vayamos al grano: ¿Cómo fue colaborar con Maná y transformar su sonido, que es esencialmente pop rock latino, a un sonido completamente diferente como el EDM? ¿Fue algo raro?
Steve Aoki: Primero que todo, cuando Maná y yo hablamos acerca de hacer la canción, las letra de la canción y su esencia, encajaba perfecto para mí. Yo solía escuchar bandas que tenían argumentos políticos sobre la sociedad, como Rage Against the Machine o bandas de la escena hardcore, entonces el concepto de “La Prisión” y ‘salir de tu prisión’, es un sentimiento muy empoderante, te hace sentir algo. Por eso estaba muy emocionado de poder trabajar con una canción con un contenido lírico que tenía eso, y quería hacerla funcionar en mi mundo; es por eso que el drop es intenso, pero amo el interludio muy parecido al sonido de Maná. Es una verdadera colaboración donde tienes todos los elementos; las guitarras, el bajo, tienes a Fher el vocalista, elementos electrónicos y la batería. Creo que fue una gran colaboración.

Publicidad

¿Cómo explicarías esta decisión de Fher por volcarse hacia el EDM? ¿Crees que es porque está ganando fuerza este género en el mercado latino?
Absolutamente. Definitivamente hay muchos artistas comerciales —no todos—, pero algunos de ellos que quieren hacer colaboraciones, y nunca creí que eso fuera a pasar muy al inicio. Antes era solo con las amistades, como con Kid Cudi —desde su inicio y en su primer tour, donde pude remixear ‘Pursuit Of Happiness’ gracias a nuestra amistad, y ahora puedo llegar a gente que no conozco, con una cultura influenciadora diferente. Es increíble ser capaz de hacer eso.

¿Cuál dirías que es la diferencia entre ser el host de los eventos que hacías con tus amigos aún antes de Dim Mak, y un evento 20 años después como esto de Corona Music en Guadalajara?
De aquel entonces a ahora, bueno, lo que hacíamos era a veces para diez personas, en ese entonces estábamos felices si llenábamos la sala con 20-25 personas. Entre 1997 al 2000 hacíamos como 20-25 shows al mes, donde el dinero iba todo para las bandas. Fue un buen tiempo atrás.

Lo único entre tocar enfrente de 10 personas con una banda, cuando estaba en una, a tocar enfrente de 10 mil personas, es que (aún así) tiene que haber una conexión, y eso es lo más importante: es donde todo siempre permanece verdadero. Es todo sobre la conexión, la música conectando con el público, ser capaz de conectar con el público.

Publicidad

¿Qué hay sobre el talento mexicano, las bandas que presentaste hoy?
Hombre, estoy emocionado. He conocido casi a todas las bandas, estoy escuchando muchos sonidos interesantes, no había podido escuchar música cumbia, y ahora hay una onda diferente, están mezclando sonidos de cumbia con sonidos nuevos, sonidos electrónicos. Este es el futuro: géneros emergiendo y colaborando entre ellos, y amo eso.

Acabo de hacer un remix a una canción muy mexicana, “El Sonidito”, e hice “La Prisión” con Maná. “El Sonidito” la acabo de sacar, está en soundcloud y la voy a tocar esta noche.

Realmente quiero hacer eso, me emociona; me inspira. Y aquí estoy, escuchando estas maravillosas bandas nuevas. Esto es como la esencia de Dim Mak Records, hemos estado apoyando a ‘las siguientes bandas’, a los nuevos chicos que nadie ha escuchado y ayudar a desarrollarlos.

El remix que Aoki le hizo a Hechizeros Band por el Día de Muertos.

Claro. ¿Cuál podrías decir que ha sido un ‘gran descubrimiento’ que hayas tenido?
Uno de los descubrimientos más importantes y significativos diría que fue The Kills; eso realmente le abrió la puerta a muchas avenidas que no conocía; me llevaron de tour y yo era el chico de la merch, su chofer, su tour manager, su disquera, todo. Ahí fue donde empecé.

Y yo estaba luchando porque esto pasara; era genial ver a una banda como ellos empezar con un EP y construir un legado. Luego Bloc Party fue la segunda más significativa.

Publicidad

Pero ya sabes, obviamente ahora hemos sacado los primeros records de Zedd, hemos puesto a Carnage, Showtek, MSTRKRFT y Bloody Beetroots, y ahora estamos poniendo nuevos artistas como Schoolboy, Autoerotique, y algunos maravillosos nuevos artistas de trap. Estoy emocionado con Dim Mak y emocionado por la nueva música.

Y ahora estás aquí para enseñarle tu Neon Future Experience a Guadalajara, influenciado por la premisa del futuro y la singularidad. ¿Cómo interpretas el futuro del EDM en este contexto utópico/distópico?
Creo que el elemento fundamental es que siempre vamos a progresar hacia el futuro, hacer las cosas más fáciles para nosotros para poder ser más creativos, pensar “¿cómo podemos ser más creativos?” Por ejemplo, si miras el EDM y la música electrónica, ha pasado de estar en bandas a ser en realidad sólo una persona, y pasar de trabajar en un gran estudio a solamente una laptop. Pronto vamos a ser capaces de producir en nuestro cerebro como [vomitando sonidos de robot± –“bssssbsssspffffuffff– y ya, tienes una canción. ¿Quién sabe? Eso podría ser el futuro.

Como, por ejemplo, ahora los wearables con los que puedes hacer música con tus movimientos. Y serán después cyborgs. ¿Considerarías tal vez convertirte en uno en el futuro? ¿Estás listo para convertirte en uno?
Me encanta todo eso, estoy listo para ser un cyborg, listo para ir al espacio. Quiero ser mitad robot, conservar mi cerebro y las partes del él que son importantes, y podría quitar partes que no necesite, poner algo más ahí. Hay órganos que van a fallar, reemplazarlos con cosas que no fallen. Somos como una casa o un carro que ha andado por cien años: cambias las partes y sigue funcionando.

¿Piensas sobre la inmortalidad? ¿Crees que con lo que has hecho la has alcanzado de alguna forma?
Espero eso, y que en nuestra vida tengamos la oportunidad de hacer decisiones sobre cuándo moriremos.