Publicidad
actualidad

La burundanga no es lo peor del vídeo del candidato de VOX hablando sobre burundanga

Nada puede salir mal si mezclas los conceptos 'VOX' y 'burundanga'.

por Pol Rodellar
29 Mayo 2019, 10:08am

Captura de pantalla vía YouTube

El coordinador de VOX de la localidad onubense (esto significa que forma parte de la región de Huelva) de Moguer grabó hace tiempo un vídeo para sus colegas en el que bromea —o eso parece— sobre la burundanga. Mientras se toma una cerveza nos muestra la planta de donde se extrae la droga y nos enseña a sacar las semillas que utilizaremos para drogarnos o drogar. El método parece bien sencillo, básicamente la técnica consiste en golpear el fruto contra una mesa de plástico para que las semillas caigan sobre ella, luego entraremos en ello.

El vídeo es, lógicamente, una broma y pensar lo contrario —que está haciendo un tutorial de verdad— significaría que somos incapaces de percibir las distintas capas de significado de un discurso, y, por lo tanto, que no podemos comprender las metáforas o que pensamos que los sueños son experiencias reales.

El tipo ya ha dimitido, tranquilos. Todo bien. ¿Todo bien? No lo sé. Que un vídeo mandado dentro de un contexto privado se comparta, viralice y termine con la carrera de alguien no debería alegrarnos, ¿no nos acordamos ya de Guillermo Zapata? El tipo hace gala de un humor burdo, paleto y machista y sería lícito pensar “pues que se joda”, pero no podemos obviar que esto existe.

En fin, lejos de criticar o justificar a este tipo me gustaría centrarme en cinco detalles que aparecen en el vídeo que podrían pasar desapercibidos pero que creo que deberían ser observados y disfrutados por todo ser vivo. Para eso estamos, para ayudar y hacer de este mundo un lugar mejor.

Vox burundanga
Captura de pantalla vía YouTube

PUNTO UNO: LA LITRONA

En el segundo 19 del vídeo aparece la magia. Después de la frase “Habréis escuchado hablar de la burundanga, esto que dicen que coloca a las tías, que tú les das no sé qué y las vuelve to (sic) locas y pasan cosas que, sabes, 'La Manada', no sé cuántos…”, el candidato de VOX hace una pausa dramática muy bien colocada. Está justo ahí, después de hacer referencia a “La Manada”. Un silencio acompañado de un trago de cerveza de una litrona, pero DE UNA LITRONA DE MARCA BLANCA. Una litrona ya es de por sí un elemento complicado, transitado normalmente por adolescentes sin dinero, estas botellas son el peldaño más bajo de la miseria y la fiesta. Pero en un adulto, una litrona (y de marca blanca), recalca un problema aún más hondo y oscuro. No es un tema económico ni tan siquiera supone una falta de sensibilidad. Beber de una litrona de marca blanca siendo adulto significa que “todo te importa una mierda incluso ti mismo”. Te da igual lo que te metas en el cuerpo o lo que le pase a los demás. Gente que en un bar pide las cosas diciendo “tráeme una cerveza” en vez de “¿me podrías traer una cerveza?”. Gente que abre mal las bolsas de patatas, eso de abrirlas como por el medio. Peña que llega a un hotel y enciende la tele muy fuerte. Esos que cuelgan varios CD en la terraza para “que no le vengan palomas”. Esa peña.

Pero en fin, el trago y el silencio es tan autoconsciente que el tipo lo utiliza para omitir una opinión probablemente polémica; lo no-dicho, el fuera de campo, el silencio como canal de opinión. La nada convertido en todo. Nos queda muy claro lo que tiene este tipo en la cabeza.

Después de ese silencio y esa mirada el tipo decide cambiar de tema para no meterse en un fregado. Lo hace entrando ya en materia: “la planta de la burundanga es esta”. Menudo impacto dramático: primero presenta la droga como algo terrible y no exento de controversia y luego ¡PUM!, ahí tenemos la droga, miradla, tocadla, el mal es esto. Menudo tipo.

VOX burundanga
Captura de pantalla vía YouTube

PUNTO DOS: LAS OVEJAS ESAS

El tipo tiene, como mínimo, un par de ovejas en la casa. Una litrona del día, una piscina de plástico, burundanga y un par de ovejas, todos los elementos necesarios para una buena fiesta están ahí, solo hay que saber utilizarlos y mezclarlos de forma correcta.

PUNTO TRES: LA CHOZA

¿Pero dónde está viviendo o veraneando este señor? ¿Acaso ha instalado una piscina de plástico en un solar abandonado de su pueblo? A su alrededor todo está destruido o destruyéndose, como en un estado de obras constante. Placas de uralita, palés de madera, bloques de cemento, puertas con cristales tiradas por el suelo. Es un auténtico vertedero. El hombre que bebe litronas y que se pasa el verano en una descampado arruinado nos da lecciones de vida.

PUNTO CUATRO: ESTO NO ES UN VIDEOTUTORIAL

A todos aquellos que dicen que este tipo está enseñando a extraer los químicos necesarios para crear la burundanga les digo que, joder, está claro que el tipo está bromeando, esto no es un tutorial de nada. ¿Acaso alguien se piensa que la gente va echando esta semillitas dentro de los cubatas de las mujeres convirtiéndolos en uramakis líquidos?

VOX burundanga
Captura de pantalla vía YouTube

PUNTO CINCO: EL LACITO DE ESPAÑA

Claro, el elemento clave de la derecha española no podía faltar. La pulsera que te permite estar en este festival llamado España. El tipo tiene la necesidad de recordarse constantemente a sí mismo que está habitando en este país, menudo susto sería darse cuenta que, de repente, estás en Francia o Italia, menudo embrollo. Como los padres que se tatúan los nombres de sus hijos por el cuerpo, este señor necesita demostrar tanto que ama algo (en este caso, a España) que al final lo frivoliza y convierte el sentimiento de amor en una especie de espectáculo de feria.

Tagged:
Vox
burundanga