Quantcast
DO's & DON’Ts ESPECIAL 080

Una selección de DO's & DON'Ts de esta edición del 080.

DO: Ser valiente es pedir a tu madre que te prepare la comida y llevarla en una fiambrera de Mickey Mouse. Súmale un rostro mitad Paul Pfeiffer, mitad Screech de Salvados por la campana, y ¡pum! ya eres el tío más intrépido de la oficina (donde vas a seguir como becario hasta los 40 años.)

DON’T: ¿Hay algo más patético que un blanco que se cree Tupac? Sí: un negro que se cree tertuliano de Sálvame

DO: Estar buena y a pesar de ello lograr no despertar ningún apetito sexual no es algo al alcance de cualquiera. Esta persona es lo más: no solo lo ha conseguido sino que se comunica únicamente mediante el lenguaje corporal. Las pocas veces que quiere flirtear escenifica las letras F-O-L-L-A-R contorsionándose muy rápido y rezando porque su presa entienda algo de lo que hace. (La polla enorme que tiene detrás también ayuda).

DO: Sí, el Raval puede resultar un tanto acojonante si creciste en Pedralbes, pero lo que no todo el mundo sabe es que los violadores tienen un miedo patologico a las pamelas. Esta que lleva es más efectiva que uno de esos condones femeninos con espinas por dentro. 

DON'T: "De niña me llevaron a un colegio especial donde no nos ponían nota ni hacíamos exámenes, solamente salíamos al campo y nos contaban historias. Mis padres me pusieron nombre de chico para luchar por la igualdad de la mujer, y siempre me animaron a desarrollar actividades creativas. Mi última obra de arte son muchas tablas de colores en posición vertical. A mis gatos les encanta".

DO: Desde que he visto este Bridget Riley colgado en las tetas de una 9, siento un nuevo aprecio por el arte moderno.

DON'T: Vestir como un teleco de primer año que pretende ser el guay del colegio mayor a pesar de ser calvo prematuro, es remar contracorriente. Si tienes más de 40 es directamente patético. Y si eres un presentador/humorista sin carisma, ya es jugar con fuego. Piensa, además, que todo el mundo cree que los que trabajan en televisión toman fariña como quien toma colacao, y llevando gafas de sol a las doce de la mañana solo contribuyes a alimentar esa leyenda.

DO: Esta chica es en lo que piensan los modernos de Barcelona cuando se la están cascando a lo Philip Seymour Hoffman en Happiness. ¿A quién estoy mintiendo? Es en la que pienso yo. 

DON'T: Vaya mierda de suerte tengo. 20 años fantaseando con follarme a la mujer de Santa Claus y el día que aparece tiene la regla. 

DO: Este año, Heineken ha sacado una edición especial que te permite viajar en el tiempo hasta el año 2050. Por lo visto, allí han conseguido fundar una sociedad utópica basada en la moda y que Henry Holland rige con mano de hierro (con un estampado de topos moniiiiiiiisimo).

DO: Es una mezcla perfecta entre Simon y Theodor, de las Ardillas. No sé qué parte corresponde a Alvin. ¿Quizás el iPhone? Nunca me cayó bien ese presumido hijo de puta.