sumo

  • Salí de fiesta con unos luchadores de sumo y casi no sobrevivo

    En mi vida he hecho muchas gilipolleces, pero entre las más grandes está la de combatir con campeones del mundo de sumo en un parking en Rusia.

  • Salir de fiesta con luchadores de sumo casi me mata

    He hecho muchas cosas estúpidas en mi vida, pero retar a un luchador profesional de sumo en el estacionamiento de un hotel ruso está entre las más estúpidas.

  • Tom Brady cambia el futbol americano por la lucha sumo y fracasa épicamente

    El mariscal de campo titular de los Patriots está de gira en el continente asiático y para aprovechar la estadía, Brady decidió entrarle a una lucha de sumo que, a diferencia del emparrillado, fue nada competitiva.

  • La vida después del sumo

    Los luchadores de sumo dedican toda su infancia a luchar y a engordarse. Terminan su carrera con problemas de salud, una educación precaria y poco dinero.

  • La vida después del sumo

    Los luchadores de sumo dedican toda su infancia a luchar y engordarse para preparar su trayectoria deportiva, que una vez terminada les deja con poca educación y todavía menos dinero.

  • Un gordo que pelea medio desnudo

    Un buen día de 1987, Marcelo decidió dejar todo para instalarse en Japón, comer arroz a toneladas y competir en la liga de sumo con el nombre de Hoshi Tango.

Publicidad
  • Kotoshogiku: El ozeki japonés que se convirtió en campeón

    Una década después de que el último luchador japonés lograra una victoria, Kotoshogiku hizo que los fans se interesaran de nuevo por el sumo.

  • Fotos: Dentro del Campeonato Fukuoka de Sumo

    El fotógrafo Keith Haist le dio un vistazo de cerca a los luchadores de sumo, el deporte nacional no oficial de Japón.

  • La nueva generación de las superestrellas del sumo

    Estos niños y adolescentes comen, duermen, entrenan y estudian juntos las 24 horas del día, preparando y construyendo sus cuerpos y mentes con la esperanza de volverse campeones de sumo profesionales.

  • Gorditos, guerreros y simpáticos

    Viajé a Nou, un pueblo pesquero en la costa norte de Japón, a visitar la academia de entrenamiento de sumo. Llegué a Nou en el primer día escolar y me presentaron a los estudiantes, algunos eran menores de 12 años que se habían ido de sus hogares para...