Droga

Qué te pasa cuando consumes éxtasis superpotente

Las pastillas ahora son más fuertes que nunca.
21 Julio 2017, 4:00am
éxtasis potente

Tal vez piensas que la MDMA solo es un producto químico que hace que escuchar música techno-house sea lo más importante en la vida, y en parte tienes razón. Pero hay algo más acerca de la MDMA: aunque la tasa todavía sigue siendo baja comparada con el daño causado por el alcohol o el tabaco, las muertes y las hospitalizaciones por MDMA y éxtasis están aumentando a nivel mundial porque los productores están haciendo drogas más potentes que nunca.

En 2015, se registró una pureza de MDMA en el Reino Unido muy elevada, incluso llegando al 83 por ciento. El mismo año, las pastillas promedio de éxtasis contenían 100 mg de MDMA. Ahora, las organizaciones que se encargan de analizar drogas se encuentran frecuentemente con pastillas que contienen más de 150 mg de MDMA y, a veces, hasta 300 mg, es decir, lo suficiente para resultar perjudiciales o —si tomas las precauciones adecuadas— hacer que te dé un buen subidón, que te entren unas pocas ganas de vomitar, que lo pases muy bien y después que te sientas muy triste la semana siguiente.

Con otras drogas, como la cocaína, es bastante improbable que te encuentres con material superpotente, a menos que seas un camello profesional. Con las pastillas, ahora es muy normal. Para conocer los riesgos relacionados con las pastillas extrafuertes y la MDMA, y cómo te afectarán durante la noche, me puse en contacto con Oli Stevens, científico especializado en drogas, escritor e investigador de DrugScience.


MIRA: El alquimista de cannabis


LA PRIMERA MITAD DE UNA PASTILLA / BOMBA DE MDMA

En primer lugar, si te vas a meter éxtasis o MDMA, debes saber cómo hacerlo de manera segura. Cuando se trata de comprimidos, los expertos aconsejan que primero te comas la mitad —o, mejor aún, un cuarto— y esperes a ver cómo te sientes antes de tomarte la pastilla entera. Con la MDMA, aplástala, come un poquito y espera a que sus efectos surtan efecto.

En cuanto a sus efectos:

"La MDMA es un estimulante que puede dar sensación de euforia", dice Oli. "Sin embargo, a diferencia de los estimulantes típicos, también produce distintos efectos sociales y emocionales, y altera la percepción". Añade que "la MDMA también tiene el efecto de aumentar los niveles de las hormonas oxitocina y vasopresina, que pueden hacer que los que la consuman se sientan emocionalmente conectados".

Así que en un plazo que va desde los 20 minutos a una hora, cuando el producto químico ya ha tenido tiempo de extenderse por tu torrente sanguíneo, x.

LA OTRA MITAD DE LA PASTILLA / BOMBA DE MDMA

Los expertos aconsejan dejar intervalos de dos horas entre las dosis, y con las pastillas superpotentes y la MDMA es un consejo importante a seguir. Debido a que muchas personas esperan a que su MDMA haga efecto de inmediato —quizás gracias a la popularidad de los fármacos más inmediatos, como la coca—, toman más antes de que la primera dosis surta efecto. No lo hagas. Es una mala idea, lo mires por donde lo mires.

"La gente muchas veces confunde los conceptos de pureza y dosis", explica Oli. "Con MDMA 'débil', es decir, una dosis alta y de una pureza baja, simplemente se producirán efectos menores. Con MDMA fuerte, es decir, que sea muy puro, y con una dosis alta, que es a lo que nos enfrentamos con las pastillas en este momento, los consumidores experimentarán efectos positivos más potentes [si gestionan correctamente la manera en que lo consumen]".

"Con la MDMA o el éxtasis más puros, tomar más y más durante toda la noche solo aumenta el peligro, y el periodo inicial de euforia que quieres alcanzar no lo vas a pasar otra vez"

Si eres paciente y no te tomas todo de golpe, estarás eufórico dos horas, como tu padre el día que te fuiste de casa. Si te tomas todo de una vez, puede haber problemas.

"Las dosis altas son un problema serio si los consumidores siguen tomando dos al comienzo de la noche, como si fueran pastillas de 100 mg", dice Oli. "Esto conlleva un riesgo elevado de sufrir las principales causas de muerte por MDMA, y si bien —aunque no se conoce mucho— es muy raro que se dé una sobredosis real, sí puede producirse un golpe de calor o deshidratación grave".

EL RESTO DE LA NOCHE

Una vez más, con la MDMA o el éxtasis más puros, tomar más y más durante toda la noche solo aumenta el peligro, y el periodo inicial de euforia que quieres alcanzar no lo vas a pasar otra vez, ya que tiene mucho que ver con las cosas que están entrando en tu cerebro durante el cambio inicial de estar sobrio a drogado.

Puede ser que lo único que haga sea empeorar tu noche, lo cual es algo bastante estúpido.

"Anecdóticamente, parece que consumir dosis muy altas de MDMA solo potencia la velocidad de aparición de los efectos del MDMA, no los efectos eufóricos o emocionales", dice Oli. "Los efectos desagradables —como la ansiedad, el sentirse demasiado excitado, el exceso de estimulación o confusión— son más probables cuanto más consumas".

"Parece que consumir dosis muy altas de MDMA solo potencia la velocidad de aparición de los efectos del MDMA, no los efectos eufóricos o emocionales"

Ya sabes cómo es la sensación de que te pesen las piernas, de darte cuenta de que hablar durante 45 minutos sobre plantas no es tan divertido, y de que creas que lo único que te hará estar colocado otra vez es comerte la otra mitad. Pero no, porque la serotonina no funciona así.

EL BAJÓN

Aquí es donde, básicamente, tanto la MDMA como el éxtasis, al margen de su potencia real, hacen que te sientas deprimido y que, simplemente, estés hecho una mierda durante un tiempo indefinido. "Puedes sufrir un bajón que te dure varios días", dice Oli. "En este periodo, los consumidores pueden experimentar depresión, cansancio, ansiedad, pérdida la concentración e insomnio".

Ya sea que tus pastillas contengan 50 o 150 mg de MDMA, 36 horas después de que te las tomes vas a estar viendo Netflix todo el día, pensando en cuándo puedes ponerte la alarma del lunes sin que sea demasiado tarde para llegar al trabajo y en cómo resultar mínimamente productivo ese día.